jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 39. LOS SACRIFICIOS ESPIRITUALES

A. LOS SACRIFICIOS ESPIRITUALES:

Referencia Bíblica:

1 Pedro 2:5 “Vosotros también, como piedras vivas, sed edifica­ dos como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales. . .”

El Apóstol Pedro escribe que la iglesia es un sacerdocio santo que ofrece sacrificios espirituales. En esta lección estudiaremos unos cuantos sacrificios espirituales que la iglesia ofrece al Señor,

B. LA ORACION:

1. La importancia de la Oración:

No se puede poner demasiado énfasis en la importancia de la oración. En el libro de Apocalipsis vemos las oraciones de los santos como el incienso sobre el altar de oro que está delante del trono (Apocalipsis 5:8; 8:3). El mayor pecado de la iglesia es el de no orar. Los resultados de la falta de oración son el frío, la indiferencia espiritual y la incredulidad. La oración es el arma mayor de la iglesia. Por medio de la oración Dios se mueve hacia el hombre, y el hombre hacia Dios. Dios no bendice a las máquinas ni a los métodos, pero sí bendice a la iglesia que ora.

2. A la iglesia se le manda orar.

Referencias Bíblicas:

1 Tesalonicenses 5:17 “Orad sin cesar”
Lucas 18:1 “... la necesidad de orar siempre, y no desmayar”
Lucas 21:36 “Velad, pues, en todo tiempo orando...”
1 Timoteo 2:1 “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres.”

A la iglesia se le manda que ore. No es una cosa del tempera­mento o del capricho del creyente. No hay más que obedecer

3. ¿Qué es la oración?

La oración es comunión con Dios. Es hablar al Señor y oírle responder Consiste en comunión, petición, rogativas, con dolor del alma, dejando al Espíritu Santo que intercede por nosotros con gemidos indecibles (Romanos 8:26).

4. La manera de orar:

No hay manera u hora especial para orar La Biblia da ejemplos de todas las posturas corporales mientras se ora: de pie, de rodillas y postrado. No hay hora ni lugar especial para orar. Debemos estar en actitud de oración todo el tiempo y listos para orar en cualquier momento. No importa si oramos en voz alta o silenciosamente, lo que importa es que oremos con sinceridad y fe.

5. El poder de la oración unida:

Si oramos al unísono y de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa, Jesús nos ha prometido que nuestras oraciones serán contestadas (Mateo 18:19). Es sobre esta base que hay poder en la oración unida.

C. EL AYUNO:

1. ¿Qué es el ayuno?

El ayuno es la abstinencia de comida por un tiempo específico para orar y buscar a Dios.

2. ¿Se le manda a la iglesia que ayune?

No. A la iglesia se le manda que ore, pero en ninguna parte se le manda que ayune. Empero, Jesús dijo que la iglesia ayunaría (Mateo 9:15) y la iglesia primitiva ayunó (Hechos 13:2; 14:23). A través de las páginas del Nuevo Testamento se puede deducir que la iglesia ayunaría.

3. ¿Cuáles son los beneficios de ayunar?

Como resultado de ayunar, podemos orar más eficazmente. La oración con ayuno es más eficaz y más poderosa que la oración sin ayuno. Cristo dijo que ciertos demonios sólo podían ser echados fuera con oración y ayuno (Marcos 9:29).


D. LA ADORACION:

1. ¿Qué es la adoración?

La adoración es la acción del alma que se arrodilla ante Dios en profunda adoración y absorbida contemplación de la majestad y gloria de Dios. Al orar nos ocupan nuestras necesidades; en acción de gracias nos ocupan nuestras bendiciones; en la adoración nos perdemos en la reverencia y somos absorbidos en Jesucristo. Como la acción de gracias está en un nivel más alto en nuestro sacrificio espiritual que la oración, así la adoración está en el nivel más alto. Es con la adoración que el Señor se complace más.

2. ¿Cómo debemos adorar?.

Juan 4:24 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Hay dos elementos en la adoración verdadera: el Espíritu y la Verdad. Para adorarle en VERDAD es preciso tener una revela­ción de la identidad verdadera de Dios; para adorarle en ESPIRITU es preciso ser lleno con el Espíritu Santo. Sólo los creyentes llenos con el Espíritu pueden adorar verdaderamente a Dios en Espíritu, y sólo los que creen en la unidad de la Deidad pueden adorarle en Verdad.

E. LA ACCION DE GRACIAS:

Referencias Bíblicas:

Filipenses 4:6 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.”

1 Tesalonicenses 5:18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.”

La ingratitud es una condición de los días postreros (Romanos 1:21; 2 Timoteo 3:2). Sólo uno de los diez leprosos volvió a dar gracias al Señor por haberle limpiado; los otros se fueron sin darle las gracias.

La acción de gracias tiene una relación muy importante con la oración y la adoración. Es el eslabón que une la oración y la adoración. Todo lo que somos, todo lo que tenemos y hemos gozado en la vida viene de la mano generosa del Señor; del corazón de la iglesia debe fluir un río constante de gracias.

F. ASISTENCIA A LOS CULTOS:

Referencia Bíblica:

Hebreos 10:25 “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre...”

Es el plan del Señor que la iglesia se congregue para adorar como una unidad. Cada miembro necesita la ayuda, el aliento y la bendición que viene de la asociación con el cuerpo entero. Así como cada miembro del cuerpo humano tiene que estar unido al cuerpo para tener salud y vida, así cada miembro de la iglesia necesita estar unido espiritualmente al cuerpo.

La asistencia regular a los cultos es de suma importancia en la experiencia del creyente. El miembro debe asistir fielmente a tantos cultos como le sea posible durante la semana.

Si el creyente piensa en trasladarse a otra ciudad, él debe averiguar si hay una iglesia en esa ciudad. Si no la hay, el creyente debe rehusar trasladarse o debe prepararse para abrir una nueva iglesia en cuanto se traslade. De ningún modo debe ausentarse de los cultos públicos y de la confraternidad con los hermanos.

G. TESTIFICAR:

Referencia Bíblica:

Hechos1:8 “...y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

La palabra “testigo” viene de la palabra griega “martys” de la que también se deriva la palabra “mártir.” El significado de “testificar,” es dar testimonio de nuestra fe aunque sea necesario sufrir o morir para la fe. El testificar no era una cosa reservada a los Apóstoles; pues todos los creyentes eran testigos. Cada miembro de la iglesia, a pesar de su edad o posición social, debe ser testigo. Hemos de testificar del ministerio de Jesucristo (Hechos 10:39-41), y de Su poder para salvar (Hechos 10:43). Hemos de estar listos para dar testimonio de la verdad de la Biblia y de la experiencia personal con Dios (1 Pedro 3:15).

H. VIVIR SANTAMENTE:

Referencia Bíblica:

Salmos 29:2 “Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.”

La iglesia verdadera es una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga (Efesios 5:27). La iglesia es una iglesia bella, pero la belleza no es una demostración exterior de hermosura física. Es la hermosura interior de la santidad verdadera.

La iglesia apóstata se viste de costosos trajes ceremoniales que Dios estima ostentosos y de poco valor (Apocalipsis 17). El mundo tiene un concepto pervertido de la hermosura y con maquillaje y adornos exteriores procura disfrazar la apariencia verdadera.
La salvación hermosea a los humildes (Salmos 149:4). La esposa que espera la venida del Señor es una iglesia de santidad que Jesucristo estima hermosa (Cantares 6:4).
TOMO: DOCTRINA IV
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS