jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 30. LA JUSTIFICACION

A. LA DEFINICION DE JUSTIFICACION

Referencias Bíblicas:
Salmos 32:2 “Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad.”
Romanos 4:8 “Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.”

La justificación es un cambio de relación o posición con respecto a Dios. Tiene que ver con las relaciones que fueron dañadas por el pecado, y estas relaciones son personales. Según Deuteronomio 25:1, la justificación quiere decir, declarar o hacer aparecer inocente o justo. Es cosa de relación y significa que el hombre está en relación justa con Dios. Definiéndola estrictamente, la justificación es el hecho judicial de Dios por el cual, los que confían en Dios son declarados justos y declarados libres de culpa y castigo.

B. ¿DE QUE CONSISTE LA JUSTIFICACION?

1. El perdón del pecado y la eliminación de la culpa.
Referencias Bíblicas:
Hechos 13:38-39 “. . . que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudistéis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.”
Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús. . . .”
Romanos 8:33 “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

La justificación quiere decir que todos nuestros pecados son perdonados, y su culpa y castigo son quitados. La justificación es más que el descargo. Es la solución a problema del pecado. Justificación—”Como si yo nunca hubiera pecado.”

2. Imputación de la justicia de Cristo a los pecadores.
Referencias Bíblicas:
Romanos 3:22 “... la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él.”

1 Corintios 1:30 “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.”

En el Antiguo Testamento la justicia fue solamente imputada; en el Nuevo Testamento, la justicia es imputada e impartida. En la justificación es imputada; en la regeneración es impartida por el Espíritu Santo.

C. ¿COMO SOMOS JUSTIFICADOS?

1. No por obras:
Referencias Bíblicas:
Romanos 3:20 “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él . . .”
Romanos 3:28 “Concluimos, pues, que el hombre es justifi­ cado por fe sin las obras de la ley.”
Efesios 2:9 “No por obras, para que nadie se gloríe.”

El primer paso, luego, en la justificación es de desesperar de las obras. Las buenas obras seguirán pero no vienen antes de la justificación. Por tanto, el hombre que obra no es justifi­ cado, pero el hombre justificado es el hombre que obra.

2. Por la fe:
Referencias Bíblicas:
Romanos 5:1 “Justificados, pues, por la fe. . .”
Romanos 4:5 “Mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.”
Gálatas 2:16 “Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo. . .”

Se puede citar muchos versículos que demuestran que la fe es la condición más importante que se debe cumplir para la justificación. Abraham creía en Dios, y le fue contado por justicia (Romanos 4:3). La condición que cumplió Abraham es la condición que el hombre tiene que cumplir hoy en día. Empero, recordemos que Abraham obedeció a Dios, Abraham tenía compañerismo con Dios, y Abraham era tan dedicado que estaba dispuesto a ofrecer a lsaac, su hijo prometido, en el altar de sacrificio. La fe no se puede apartar del arrepenti­ miento y la obediencia. El hombre que cree en Dios también obedece el Evangelio pleno y anda en toda la luz que tiene.


D. LA EVIDENCIA DE LA JUSTIFICACION

Las obras deben seguir nuestra fe como la evidencia de nuestra fe. Si hay fe, es necesario obedecer con todo corazón el evangelio pleno. Habrá arrepentimiento, bautismo en agua en el nombre de Jesucristo, el bautismo del Espíritu Santo, y una vida santa. Es imposible que el hombre crea en Dios para salvación y que se rebele a la vez contra el bautismo en el nombre de Jesús o hablar en lenguas.

E. LA SALVACION EN LA IGLESIA PRIMITIVA

No se hará aquí un estudio detallado, pero todos los estudiantes deben estudiar la manera en que la iglesia primitiva recibió la salvación. La experiencia de la iglesia primitiva es la experiencia de la salvación plena del Nuevo Testamento. Notemos lo que dice la Biblia:

1. El día de Pentecostés Hechos 2 Arrepentimiento, bautismo en el nombre de Jesucristo, el don del Espíritu Santo.
2. Samaritanos Hechos 8 Creyeron el evangelio, bautizados en el nombre del Señor Jesús, Espíritu Santo.
3. La casa de Cornello Hechos 10 Creyeron, don del Espíritu Santo, bautiza­ dos en el nombre del Señor
4. Saulo de Tarso Hechos 9 Recibió la vista, bauti­ zado invocando el nombre del Señor, Espíritu Santo.
5. Lidia Hechos 16 Corazón abierto, bau­ tizada.
6. Carcelero filipense Hechos 16 Creyó en el Señor Jesucristo, bautizado.
7. Efesios Hechos 19 Arrepentimiento, bau­ tismo en el nombre del Señor Jesús, Espíritu Santo.


¿Cuándo es salvo un hombre? Podemos responder a esta pregunta examiriando a los hijos de Israel. ¿Cuándo fueron sal­ vos ellos? Fueron salvos cuando aplicaron la sangre a las puertas de sus casas, pero aun así no fueron salvos. Fueron salvos cuando cruzaron el Mar Rojo, y aun así no fueron salvos. Cuando entendemos el significado verdadero de la salvación, su profun­ didad, su extensión y su alcance, no cometemos el error de fijarnos en una sola experiencia.
La salvación comprende la experiencia entera con Dios desde el oir el evangelio hasta que el creyente es arrebatada cuando Jesús viene por la iglesia.
TOMO: DOCTRINA III
CURSO BIBLICO “ALFA”
Ralph Vincent Reynolds