jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 17. LA CAÍDA DEL HOMBRE

A. LOS PASOS EN LA CAÍDA DEL HOMBRE:

Referencias Bíblicas:
Génesis 3:1 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”

Génesis 3:3 “Pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.”

Génesis 3:6 “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.”

1 Timoteo 2:14 “Y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.”

Un estudio de estos versículos demuestra que habían algu­nos pasos definidos que tuvieron lugar en la caída del hombre.

1. La Incredulidad:
El primer paso fue que Satanás pudo sembrar la duda, una semilla de incredulidad en el corazón de Eva.

2. El Cambio De La Palabra De Dios:
Después que Eva entretuvo la duda en el corazón, ella ahora estaba lista para entrometerse en la Palabra de Dios. Eva cambió y añadió a la Palabra de Dios. Dios no dijo nada de tocar el fruto y la muerte sería cierta. Las palabras de Eva, “para que no muráis” admiten la duda; admiten la posibilidad de que la muerte no fuera cierta.

3. La Desobediencia:
El acto de desobediencia fue el resultado natural de sem­brar la semilla de duda y de cambiar la Palabra de Dios. En Génesis 3:6 hay una lista de los pasos que llevaron a la desobediencia: (a) Vio; (b) codició; (c) tomó; (d) comió. Conviene hacer comparaciones con el pecado de Acán en Josué 7:21: (a) Vio; (b) codició; (c) tomó; (d) escondió.

B. LA TRIPLE TENTACIÓN:

Referencia Bíblica:
1 Juan 2:16 “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

La tentación de Eva y la de Cristo en el desierto pueden describirse con las palabras “todo lo que hay en el mundo” (1 Juan 2:16).

1 Juan 2:16 Los deseos de la carne.
Los deseos de los ojos.
La vanagloria de la vida.

La tentación de Eva Bueno para comer.
(Génesis 3:6) Agradable a los ojos.
Codiciable para alcanzar la sabiduría.

La tentación de Cristo Que la piedra se convierta en pan.
(Lucas 4:3-10) Reinos de este mundo.
Échate de aquí abajo - ángeles.

En la tentación Satanás dijo a Eva, “seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” No dijo la parte más importante; que sabrían el bien sin poder obrarlo, y sabrían el mal sin poder evitarlo.

Se debe recordar que la tentación misma no es pecado, pero entregarse a la tentación, sí lo es. Cuando Eva se entregó a la tentación y desobedeció, fue entonces que el pecado entró en el corazón humano. Cristo fue tentado, pero per­maneció sin pecado porque El venció lo tentación.

Eva fue vencida cuando empezó a entrometerse en la Pala­bra de Dios. La semilla de incredulidad sembrada en su corazón por el diablo le hizo cambiar y añadir a la Palabra de Dios. Así Eva cayó. Por el contrario, Jesucristo citó la Palabra de Dios y así ganó la victoria. “Está escrito” hará huir al diablo.

Se debe notar que era Eva quien fue engañada en la trans­gresión. Adán escogió pecar deliberadamente. El desobedeció sabiendo perfectamente lo que hacía. Fue una decisión clara de escoger entre el compañerismo con el Señor o con la mujer. Adán escogió a la mujer y así él cayó.

C. LOS RESULTADOS DE LA CAÍDA:

1. En La Naturaleza:
(a) La tierra fue maldita (Génesis 3:17).
(b) La tierra habría de producir espinos y cardos (Génesis 3:18).

2. En La Raza Humana:
(a) Todos constituidos pecadores (Gálatas 3:22; Romanos 5:19).
(b) El hombre llegó a ser hijo del diablo (Juan 8:44; 1 Juan 3:8)
(c) El hombre vivirá trabajando duramente (Génesis 3:19).
(d) La mujer dará a luz los hijos con dolor (Génesis 3:16).
(e) A través de la caída, el hombre llegó a ser heredero de:
(i) LA MUERTE FÍSICA: La separación del alma del cuerpo, lo que resulta en la corrupción y la des­trucción del cuerpo (Génesis 3:19).
(ii) LA MUERTE ESPIRITUAL: La separación del espíritu de Dios, o la separación de la vida de Dios. Entramos en este estado por el nacimiento natural (Efesios 4:18; 1 Timoteo 5:6; Apocalipsis 3:1).
(iii) LA MUERTE ETERNA: Esta es la “segunda muerte,” la muerte espiritual que sigue después de la muerte física. Prolongada más allá de la muerte del cuerpo, la muerte espiritual llega a ser muerte eterna, o sea el estado de separación eterna de Dios en tormento consciente (Apocalip­sis 20:14; 21:8).


Los resultados de la caída nos rodean. Los hospitales, las prisiones y manicomios están llenos. La miseria, el crimen y la tristeza nos enfrentan en cada punto, y todos éstos son resul­tados de la caída.

D. DEFINICIONES DE LA VIDA Y DE LA MUERTE:

El estudiante de la Palabra de Dios tiene que entender lo que significa la vida y la muerte.

1. La Vida Física:
Es la unión del espíritu del hombre con su cuerpo.

2. La Muerte Física:
Es la separación del espíritu del cuerpo.

3. La Vida Espiritual:
Es la unión del espíritu del hombre con el Espíritu de Dios. Esta unión trae el compañerismo con Dios y la vida eterna.

4. La Muerte Espiritual:
Es la separación del espíritu del hombre del Espíritu de Dios.

5. La Vida Eterna:
Es la unión eterna del espíritu del hombre con el Espíritu de Dios, sin terminación.

6. La Muerte Eterna:
Es la separación eterna del espíritu del hombre del Espíritu de Dios, sin terminación.

NOTA: La vida eterna se encuentra sólo en Jesucristo. El creyente que tiene a Cristo en su corazón tiene vida eterna. Si Jesús no vive en su corazón, no hay posibili­dad de vida eterna. En realidad la vida eterna se refiere a una cualidad de vida tanto más, que a una cantidad de vida.
TOMO: DOCTRINA II
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS