jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 5. EL CREADOR Y EL DISTRIBUIDOR

A. DIOS CREO EL UNIVERSO:

Referencias Bíblicas:

Génesis 1:1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”
Juan 1:3 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”
Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

El universo no existió desde la eternidad, ni tampoco fue creado de materia existente. No procede como una emanación del infinito, sino que fue llamado a ser por orden de Dios. El relato verdadero de la Creación está dado en el primer capítulo del libro de Génesis. La teoría de la evolución como se enseña en nuestros colegios es una teoría falsa que no puede ser probada y está destinada a destruir la fe en la palabra de Dios. Dios creó el mundo, lo creó de materia que no existía, lo creó por Su palabra.

No es necesario que nosotros entendamos justamente como Dios creó el universo. Es suficiente para nosotros saber que Dios lo hizo. Sabemos que El lo creó con el poder de Su palabra. El dijo y sucedió. En el primer día Dios dijo, “Sea la luz”. inmediatamente hubo luz, aunque el sol no fue creado hasta el día cuarto.

B. LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN ES UNA TEORÍA FALSA QUE NO HA SIDO PROBADA:

Una generación de agnósticos y de incrédulos ha surgido debido a la teoría de la evolución que se enseña en nuestros colegios como un hecho científico. La evolución no puede ser probada y no está de acuerdo con la verdadera ciencia. Esta teoría conduce al hombre hacia un callejón sin salida y no le da ninguna respuesta.

Indudablemente muchos de los problemas que la humanidad tiene que enfrentar hoy se deben directamente a estos medios diabólicos de destrucción de la fe del hombre mientras que él es todavía un niño asistiendo a la escuela.

La teoría de la evolución hace que el hombre se coloque en el mismo nivel moral y espiritual que ocupan los animales de la tierra. Hace del hombre un simple accidente de la naturaleza. Le quita al hombre sus valores espirituales y lo deja sin propósitos, dirección o un objetivo eterno. No le ofrece ninguna razón para su existencia.

C. DIOS SOSTIENE EL UNIVERSO:

Referencias Bíblicas:

Salmos 104:27 “Todos ellos esperan en ti, para que les des su comida a su tiempo.”
Colosenses 1:17 “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.”
Hebreos 1:3 “... sustenta todas las cosas con la palabra de su poder...”

Dios no creó el universo y luego lo dejó sólo, sin dirección o supervisión de su parte. Dios cuidadosamente vigila cada detalle del universo y lo sostiene por completo.

1. Todas las cosas están sujetas por El; si no estuvieran bajo su poder, este mundo se haría añicos rápidamente. No es la casualidad ciega la que dirige las cosas, sino un Dios personal.
2. Las provisiones físicas para todas las criaturas de Dios están en sus manos; El las alimenta.
3. Dios tiene Su mano en la historia, guiando y dando forma a los acontecimientos de las naciones.
4. El cuidado de Dios está descrito con gran detalle: los gorrio­nes, los lirios, los cabellos de la cabeza, las lágrimas de Sus hijos.

D. JESUCRISTO ES EL CREADOR:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:3 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Juan 1:10 “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho: pero el mundo no le conoció.”
Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”
Hebreos 1:3 “... sustenta todas los cosas con la palabra de poder...”
Apocalipsis 3:14 “He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios.”

El hecho de que Jesucristo es el Creador está probado concluyentemente por los testimonios de las Escrituras. No hay lugar a dudas sobre esta gloriosa verdad.

¿Hay dos creadores? ¿Qué significa cuando dice, “Y Dios dijo, Sea la luz,” y en Hebreos se lee, “Sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”? Solo puede haber una conclusión: Jesucristo del Nuevo Testamento es Jehová del Antiguo Testamento; Jesucristo es el Creador, El que creó el universo por Su palabra.

Mucha gente interpreta incorrectamente la afirmación: “El principio de la creación de Dios” (Apocalipsis 3:14). Se afirma que Dios creó primero al Hijo, y que el Hijo creó todas las cosas.

Esto es absolutamente falso. Jesucristo es ambas cosas: Dios y hombre. Como Dios, El es el gran Creador; como hombre es el Hijo engendrado. El nunca fue un Hijo creado o un Hijo eterno.

Este versículo de las Escrituras dice así en el Nuevo Testamento Amplificado, “Estas son las palabras del Amén, el Testigo verdadero, el Origen y el Principio y el Autor de la creación de Dios.” Esto afirma claramente que Jesucristo es el “ORIGEN” y el “AUTOR” de la creación.

E. Jesucristo ES LA FUENTE Y EL DADOR DE TODA VIDA:

Referencias Bíblicas:
Juan 1:4 “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.”
Juan 11:25 “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida.”
Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida.”
Hechos 17:28 “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos.”

En cada semilla, planta o árbol, en cada criatura y en cada hombre hay un elemento místico y maravilloso llamado vida. Los científicos pueden hacer agua de mar con los mismos elementos que tiene el agua tomada del mar, pero hay algo que falta que el hombre no puede crear. Es ese algo que falta lo que establece la gran diferencia entre lo vivo y lo muerto. Solo Dios puede dar esa chispa de energía que nosotros definiríamos como “VIDA.”

Toda vida viene de Dios. “En él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.” Esto es verdad en la vida natural; es especialmente verdadero en la vida espiritual y eterna. Fuera de Jesucristo no hay posibilidad de vida.

Aquella gente ignorante que afirma tontamente que Dios está muerto no saben lo que dicen. Si Dios estuviera muerto, entonces toda vida cesaría de inmediato. En el mismo momento en que Dios dejara de existir, este planeta se convertiría en un desierto estéril y sin vida.

Este hecho, por supuesto, es especialmente verdadero en lo espiritual. No hay posibilidad de que el hombre reciba vida eterna excepto por Jesucristo, nuestro Salvador, quien es el Camino, la Verdad y la Vida.

F. ¿CREO DIOS EL MAL?

Referencia Bíblica:

Isaías 45:7 “Que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.”

Cuando Dios creó la luz, inmediatamente apareció la ausencia de la luz que se llamó oscuridad. Cuando Dios creó la santidad y la rectitud, inmediatamente apareció la ausencia de esas cualidades, que se podría llamar lo malo. Cuando la rectitud fue creada, apareció inmediatamente su opuesto, el mal.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS