jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 4. LOS ATRIBUTOS DE DIOS

A. DIOS POSEE VARIOS ATRIBUTOS:

Los atributos son definidos como las características y cuali­dades de Dios. Así como el agua es húmeda y el fuego es caliente, así Dios es eterno, inmutable, santo, etc. Estos atributos se pueden clasificar en dos clases:

1. Los atributos naturales
2. Los atributos morales

En esta lección no trataremos de hacer un estudio completo de los atributos divinos. El estudiante de la Biblia debe estar familiarizado con aquellos que son mencionados con mucha frecuencia.

Hay que hacer una distinción clara entre un atributo y aquello que es la misma esencia de Dios. Para ilustrar esto, tomemos el ejemplo del agua. El agua químicamente es H20, pero el agua es húmeda. Un atributo del agua es que es húmeda. Sin embargo, H20 no es un atributo. El Hidrógeno y el Oxígeno son los elementos químicos que componen el agua. De la misma manera, Dios es inmutable, lo que constituye uno de sus atributos, pero Dios es Espíritu lo que no debe ser considerado como un atributo.

B. DIOS ES OMNISCIENTE:

Referencias Bíblicas:

Salmos 139:2-3 “Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos.”
Proverbios 15:3 “Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.”
Hechos 15:18 “Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.”

Referencias Adicionales:

Job 11:7-8 Mateo 10:29-30
lsaías 40:26-27 1 Juan 3:20
lsaías 46:9-10 Proverbios 5:21

La omnisciencia de Dios significa que Dios es perfecto en el conocimiento; El sabe todo. El tiene conocimiento perfecto de todo lo que va a acontecer entre la familia humana y las naciones.

En una lección que viene después se hará un estudio de la presciencia de Dios. No debemos confundir la presciencia de Dios con Su preordinación. El hecho de que Dios conoce una cosa hace a ésta evidente pero no necesaria. El hombre aún tiene la responsabilidad de sus propios actos.

También hay que tener en cuenta que hay una cosa que Dios no conoce, otro Dios fuera de El.

C. DIOS ES OMNIPOTENTE:

Referencias Bíblicas:

Génesis 18:14 “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”
Job 42:2 “Yo conozco que todo lo puedes...”

La omnipotencia de Dios significa que Dios es perfecto en poder. El poder de Dios no admite ni linderos ni limitaciones.

Satanás tiene poder sobre los hijos de Dios solo hasta donde Dios se lo permite. Dios pone un límite a Satanás en la misma manera que El puede poner una barrera contra las olas del mar (Job 1:12; Job 2:6; Lucas 22:31-32).

D. DIOS ES OMNIPRESENTE:

Referencias Bíblicas:

Salmos 139:7-8 “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.”
Jeremías 23:24 “¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?”

Referencias Adicionales:
Génesis 16:13 Hechos 7:48

2 Crónicas 2:6 Hechos 17:24-28
Mateo 28:20

La omnipresencia de Dios quiere decir que Dios está en todas partes en todo momento. Su centro está en todas partes; su circunferencia no se halla en ningún lado.

Dios puede estar lejos como puede estar cerca. El está adentro. nuestro espíritu es el hogar que El más ama. Háblale, es entonces que El escucha, pues Espíritu con espíritu pueden encontrarse; El está más cerca que tu respiración y más cerca que tus manos y pies.

La omnipresencia de Dios no es solo una verdad descubridora, sino que es también protectora. Descubridora para los pecadores, pero protectora para el santo.

E. DIOS ES SANTO:

Referencias Bíblicas:

1 Pedro 1:15-16 “Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”
Isaías 6:3 “Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.”
Isaías 41:14 “Yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor,.”

La santidad de Dios es el atributo que nos hará recordarlo más que ningún otro atributo. Las visiones que Dios dió a Job, Moisés e Isaías demuestran esto claramente. Más o menos treinta veces el profeta Isaías se refiere a Dios como “El Santo”.

Es a causa de este atributo más que los otros que Dios no puede tener compañerismo con el hombre pecador. No es la omnipotencia de Dios y la debilidad del hombre lo que obsta­ culiza esta amistad, como tampoco el hecho de que Dios es perfecto en el conocimiento y el hombre es limitado en el conocimiento. Es más bien por la santidad de Dios y el pecado del hombre. Es por esto que Dios siempre quiere que le recordemos por Su atributo de santidad.

La santidad de Dios ha demandado que la sangre de millones de corderos, cabras, bueyes, tórtolas, etc., fuera derramada para que el hombre pudiera acercarse a Dios. En el Nuevo Testamento podemos acercarnos a Dios únicamente por medio de la sangre del hombre Jesucristo.

La construcción del Tabernáculo con su más sagrado lugar, dentro del cual el Sumo Sacerdote entraba una vez al año con sangre; los diez mandamientos con todas sus órdenes morales; las leyes de animales sucios y limpios-todo esto nos habla de la santidad de Dios. Dios es separado de toda maldad y no hay absolutamente nada en El que no es santo. “Dios es luz, y en El no hay ningunas tinieblas” (1 Juan 1:5).

Dios odia el pecado que para El es vil y detestable. La distancia infinita entre el pecador y Dios es causado por el pecado. El pecador y Dios están situados en polos opuestos del universo moral. Aquí dentro está la necesidad de expiación por medio de la cual esta terrible distancia es acortada.

Nosotros tendremos vistas correctas del pecado cuando consigamos vistas correctas de la santidad de Dios. El acercamiento a un Dios Santo tiene que ser por medio de los méritos de Jesucristo, y sobre los principios de la rectitud que están en Cristo y que nosotros naturalmente no poseemos.

F. DIOS ES INMUTABLE:

Referencias Bíblicas:

Malaquías 3:6 “Porque yo Jehová no cambio.”
Santiago 1:17 “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”

La inmutabilidad de Dios significa que Dios no cambia. El tiempo y el cambio son negados por Dios. No hay pasado, presente o futuro para Dios. Todo es un gran presente viviente. No es posible que Dios tenga un atributo en un tiempo deter­minado que no lo tenga en otro.

G. DIOS ES ETERNO:

Referencias Bíblicas:



Exodo 3:14 “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY.”
Salmos 90:2 “Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.”
Habacuc 1:12 “¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío?”

La eternidad de Dios está estrechamente vinculada con la inmutabilidad. Esto significa que Dios existe en la eternidad y el tiempo no ejerce ningún efecto sobre El. En El no hay ni pasado ni futuro sino un presente eterno.

“YO SOY’ es uno de los grandes títulos de nuestro Señor. El pasado, el presente y el futuro están dentro de estas palabras. “YO SOY” significa “EL DIOS ETERNAMENTE PRESENTE; EL DIOS EXISTENTE POR Si MISMO.”

Hay una relación definitiva entre la OMNIPRESENCIA DE DIOS y la ETERNIDAD DE DIOS. Esto se puede entender al considerar la relación directa que hay entre ESPACIO y TIEMPO. Esto puede resolverse en una forma científica. Realmente, Dios no podría ser omnipresente si El no fuera el “YO SOY”. Llenando el universo con su presencia El ve el pasado como si fuera el presente. Cuánto debemos regocijarnos que nuestro pasado fue borrado por la sangre de Jesús. De otro modo nuestros pecados aparecerían continuamente como si sucediesen ahora ante los ojos de nuestro Señor.

H. DIOS ES AMOR:

Referencias Bíblicas:

1 Juan 4:16 “Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Romanos 5:13 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Parecería que el amor es más que un atributo. Expresa la esencia misma de la naturaleza de Dios. Debería ser considerado junto con las, afirmaciones, “Dios es Luz” (I Juan 1:5) y “Dios es Espíritu” (Juan 4:24). Estos no son simples características, sino que son la esencia misma del Ser de Dios.
El amor de Dios es más grande que la comprensión humana. Está mucho más allá de la medida y el entendimiento. El amor de Dios es de tal naturaleza que se extiende a todos los hombres, en todo tiempo y lugar. Dios ama a cada hombre, sin tener en cuenta su color, nacionalidad o cultura. El no ama los pecados y los hábitos del hombre, sino el alma del hombre, y El constantemente tiene en su corazón el bienestar físico y espiritual de los hombres.

La cruz del calvario es la expresión más alta del amor de Dios hacia el hombre pecador.

I. DIOS ES JUSTO Y HONRADO:

Referencias Bíblicas:

Salmos 116:5 “Clemente es Jehová, y justo; Sí, misericordioso es nuestro Dios.”
Salmos 145:17 “Justo es Jehová en todos sus caminos, y miseri­cordioso en todas sus obras.”
Los atributos de honradez y justicia son expresiones adicio­nales de la santidad de Dios. Por el hecho de que Dios es honrado podemos ver Su amor por la santidad; por el hecho de que El es justo podemos ver Su odio hacia el pecado. Debido a que Dios es honrado hay una imposición de leyes y exigencias de honradez a sus hijos. Debido a que Dios es justo hay una ejecución de penas que están relacionadas con esas leyes. Dios siempre hace aquello que es recto y Su justicia está siempre libre de toda pasión y venganza. Son estos atributos los que exigen una propiciación para el pecado, antes de que el pecador pueda ser justificado.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS