jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 40. LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA

A. LA IGLESIA COMISIONADA:

Referencia Bíblica:

Mateo 24:14 “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”

La importancia de la comisión no puede recibir más énfasis. Jesús anunció que el evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones. La comisión, “Id, y haced discípulos a todas las naciones,” es un mandamiento y una autorización. La iglesia no puede más que obedecer.

El Señor ha encargado a la iglesia el hacer una obra definitiva. Este encargo es una responsabilidad grave y va acompañada de la autoridad necesaria. Tenemos que recordar que la RESPON­SABILIDAD y la AUTORIDAD van juntas; no se pueden separar

La responsabilidad de la iglesia puede ser nombrada como sigue:

1. Predicar la salvación:

Cristo ha hecho posible la salvación porque la proveyó; la iglesia tiene que hacerla efectiva anunciándola.

2. Proveer un medio de adoración:

La iglesia debe ser una casa de oración donde Jesús es reverenciado en adoración, oración y testimonio.

3. Proveer compañerismo:

El hombre es un ser social; desea el compañerismo y las amistades. La iglesia provee el compañerismo donde todas las distinciones terrenales son borradas.

4. Predicar la santidad:


La iglesia tiene que enseñar al hombre cómo vivir tanto cómo morir La iglesia tiene que levantar su voz para amonestar contra la tendencia hacia el mal que exhibe la sociedad; en todo punto de peligro la iglesia tiene que plantar un faro de luz.

5. Administrar las ordenanzas de la iglesia:

Una ORDENANZA es un estatuto que prescribe un rito definido en la iglesia, el cual fue instituido para un definido significado espiritual. Una ordenanza utiliza emblemas terrenales que traen bendiciones celestiales. Las ordenanzas son:

a. El Bautismo
b. La Santa Cena del Señor
c. El lavamiento de los pies

6. Administrar el gobierno de la iglesia:

El gobierno de la iglesia tiene que ver con los negocios de la iglesia, incluyendo la disciplina y las finanzas. Tiene la autoridad de tomar decisiones en cuestiones del matrimonio y el divorcio y la observancia del día de reposo.

B. LA SANTA CENA DEL SEÑOR:

La Santa Cena del Señor fue instituida por el Señor mismo después de corner la cena pascual con Sus discípulos en la noche que fue traicionado (Lucas 22:19-20).

1. Los nombres dados a esta ordenanza:

a. La Santa Cena del Señor. Fue instituida por el Señor y es una conmemoración de El. Es la “Cena” en el sentido de que es la ultima comida en esta dispensación; la próxima vez será con El en Su Reino.
b. Eucaristía. Esta palabra significa “dar gracias.”
c. Comunión. Este vocablo quiere decir “compartir” o “participar con otros.”
d. Sacramento. Viene de la palabra latina “sacramentum” que significa “juramento.”

De los nombres usados, se entiende el significado de esta ordenanza: conmemoración, acción de gracias, comunión y compromiso.


2. Los elementos que se usan:

a. Pan sin levadura. Símbolo del cuerpo quebrantado de Jesús.
b. Fruto de la vid. Símbolo de Su sangre derramada.

3. El significado espiritual:

La Santa Cena del Señor es una conmemoración del Calvario y una anticipación de la venida del Señor Por fe se discierne el cuerpo del Señor, esto sólo puede ocurrir si no hay condenación en el corazón del creyente.

4. La preparación para participar en la Cena del Señor:

Auto-examinación y confesión del pecado (si es necesario) tienen que efectuarse en preparación para participar en la comunión (1 Corintios 11:28). Si hay pecado en el corazón, no puede haber fe y no se puede discernir el cuerpo del Señor. Muchos están enfermos y aún mueren porque participan in­ dignamente.

5. Las bendiciones de la Cena del Señor:

a. Perdón de pecados y sanidad del cuerpo mientras miramos al Calvario.
b. Fortaleza para nuestro viaje espiritual y ánimo para el alma mientras esperamos la Segunda Venida.

C. EL BAUTISMO EN AGUA:

1. Un Bautismo:

Efesios 4:5 “Un Señor, una fe, un bautismo.”

Hay un bautismo que tiene dos elementos: agua y espíritu. La iglesia bautiza al convertido en agua; Jesucristo bautiza al creyente con el Espíritu Santo. Ambas fases o elementos son necesarios para ser bautizado en el cuerpo.

2. El significado de “bautismo”:

“Bautismo” viene del griego “baptizein” que significa “sumer­gir, zambullir, inmergir” El bautismo es eficaz sólo cuando es por inmersión. En el bautismo somos identificados con Cristo en Su muerte y sepultura (Romanos 6:3-4).

3. Preparación para el bautismo:

El arrepentimiento es el único requisito necesario para el bautismo. El bautismo en agua nunca debe ser administrado hasta que el candidato se haya arrepentido plenamente (Hechos 2:38).
4. ¿Cuándo se puede administrar el bautismo?

Se puede bautizar en el momento que se arrepiente el candidato; no se debe tardar (Hechos 10:48; 16:33; 9:18).

5. La fórmula del bautismo:

El bautismo se administra en el Nombre de Jesucristo. Los Apóstoles siempre bautizaban en el Nombre de Jesucristo para remisión de pecados. Para ser bautizado en agua es preciso ser inmergido en el Nombre del Señor Jesucristo.

D. EL PLAN FINANCIERO DE DIOS:

1. ¿Qué es el diezmo?

Levítico 27:30 “Y el diezmo de la tierra . . . de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.”

Números 18:21 “Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad. . .”

Números 18:24 “Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel . . .”

No es necesario decir que la iglesia necesita dinero para llevar adelante la gran obra de evangelización del mundo. Es bastante evidente que debe haber un plan financiero. Un estudio de la Palabra de Dios revela que el Señor ha abastecido esta necesidad con la institución de un plan determinado para financiar Su obra en la tierra. El plan de Dios es el DIEZMO.


Un diezmo es la décima parte del incremento (Números 18:21). Si los ingresos de un hombre son cien dólares, él debe dar diez dólares (el diezmo) al Señor

El diezmar funciona en cualquier parte del mundo. La iglesia estará bien abastecida si todos los creyentes pagaran sus diezmos.

2. ¿La ley o la gracia?

El diezmo pertenece al pacto Abrahámiico y fue instituido muchos años antes de la institución de la ley. Abraham y Jacob diezmaron (Génesis 14:20; Hebreos 7:4; Génesis 28:22). El hecho de que Abraham diezmaba confirma que fue el resultado de la fe y no de la ley.

3. ¿A quién pertenecen los diezmos?

Los diezmos deben ser traídos al alfolí de Dios (Malaquías 3:10), es decir, la iglesia a la cual asiste regularmente el creyente, y donde recibe la comida espiritual. La Biblia dice “traed” no 2 “enviad” los diezmos al alfolí. La única vez que los diezmos deben ser enviados es cuando uno está de vacaciones o de visita en otra parte.

Los diezmos pertenecen a Dios (Levítico 27:30). Son de los levitas (Números 18:24). Son para mantener el ministerio.

E. EL DIA DE REPOSO:

1. El Nuevo Testamento no nos dice nada en cuanto a la ob­servancia del día de reposo.

La iglesia es ordenada en el Nuevo Testamento como sigue:

Adorar a Dios 50 veces
La idolatría prohibida 12 veces
La blasfemia prohibida 4 veces
Honrar al padre y a la madre 6 veces
El adulterio prohibido 12 veces
El hurto prohibido 6 veces
El testimonio falso prohibido 4 veces
La codicia prohibida 9 veces

Sin embargo, la observancia del día de reposo no es ordenada ni una vez.

2. El día del Señor no fue elegido para sustituir el día de reposo:

El día de reposo fue abolido y por eso no necesitaba sustitu­ción. El primer día de la semana era el día en que se conmemo­raba la resurección del Señor, en el día del Señor:

a. Jesús resucitó como la Cabeza de una nueva creación.
b. Se apareció a Sus discípulos.
c. Fue dado el Espíritu Santo.
d. El nacimiento de la iglesia.
e. La puerta del Reino fue abierta.

Hechos 20:7 - Los discípulos se reunieron para partir el pan en conmemoración de Jesús.
1 Corintios 16:2 - Los discípulos trajeron los diezmos y ofren­das.
Apocalipsis 1:10 - El día del Señor

3. El día de reposo era un tipo; Jesús es el antitípo:

El día de reposo fue una sombra; Jesús es el cuerpo (Colosen­ses 2:16-17). “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios” (Hebreos 4:9). Jesús es el reposo para la iglesia del Nuevo Testa­mento. El reposo ahora es en el Espíritu Santo (Isaías 28:11-12).
TOMO: DOCTRINA IV
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS