jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 28. EL ARREPENTIMIENTO

A. LA DEFINICION DEL ARREPENTIMIENTO

Referencia Bíblica:
2 Corintios 7:10 “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse.”

El arrepentimiento es “la tristeza que es según Dios” por el pecado. El arrepentimiento no es solo la tristeza por haber pecado, sino también la muerte al pecado, el volver la espalda al pecado. Un muchachito dijo que arrepentirse significa que el pecador se entristece tanto que renuncia el pecado.

B. LA IMPORTANCIA DEL ARREPENTIMIENTO

Referencias Bíblicas:
Lucas 13:3 “Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”
Hechos 17:30 “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan.”
11 Pedro 3:9 “. . . sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

Estos versículos indican la gran importancia del arrepenti­ miento. El que no se arrepienta perecerá. Esto demuestra que el arrepentimiento es esencial. Se ve la importancia del arrepentimiento a través del énfasis que tenía en los ministerios de todos los predicadores del Nuevo Testamento.
Juan el Bautista predicó el arrepentimiento Mateo 3:1-2
Jesucristo predicó el arrepentimiento Mateo 4:17
Jesucristo mandó que los doce lo predicaran Lucas 24:47
Jesucristo mandó que los setenta lo predicaran Lucas 10:9
Pedro predicó el arrepentimiento Hechos 2:38
Pablo predicó el arrepentimiento Hechos 20:21

C. LA NATURALEZA DEL ARREPENTIMIENTO

1. El arrepentimiento cambia la mentalidad (Mateo 21:29). Esto concierne al intelecto del hombre. La salvación cambia al hombre por completo. El cambio y transformación incluye la mentalidad.

2. El arrepentimiento es la tristeza según Dios (2 Corintios 7:­ 10). Esto concierne las emociones del hombre. El publicano se golpeaba el pecho, lo que indica tristeza (Lucas 18:13). El hombre tiene que sentir algo de la tristeza del corazón aunque haya poca evidencia de ella exteriormente. El corazón no solo esta destrozado por el pecado, sino también apartado del pecado.

3. El arrepentimiento es una decisión (Lucas 15:17-18). Esto concierne a la voluntad del hombre. Es una decisión de volver atrás. Es una decisión de volverse del pecado a Jesucristo. El hijo pródigo no solo estaba triste, sino también se levantó y se fue a su padre. El hombre se ve obligado a abandonar lo que quiere que Dios le perdone.

4. El arrepentimiento es una confesión de pecado (Lucas 15:21). Es imposible en absoluto que se arrepienta el que cubre su pecado. La confesión de pecado es esencial en el arrepenti­ miento verdadero (Lucas 18:13).

5. El arrepentimiento es apartarse del pecado (Proverbios 28:13). Para arrepentirse el hombre tiene que abandonar el pecado. Es imposible arrepentirse si quiere seguir pecando.

6. El arrepentimiento es conversión a Dios (Hechos 26:18). No es suficiente abandonar el pecado; el hombre tiene que convertirse a Dios (1 Tesalonicenses 1:9).

7. El arrepentimiento es la muerte (Romanos 6:3). Al ser salvo, el hombre está identificado con Jesús en la muerte, la sepul­ tura y la resurrección. A través del arrepentimiento, está iden­ tificado con Jesús en la muerte.

El arrepentimiento es la muerte efectiva al pecado, a sí mismo y al mundo. La muerte nunca es agradable y trae el sufrimiento. Asimismo, es posible que el hombre sufra mucha agonía mien­ tras muere al mundo.

D. COMO SE PRODUCE EL ARREPENTIMIENTO

1. El arrepentimiento es un don divino.
Referencias Bíblicas:
Hechos 11:18 “¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!”
Hechos 5:31 “... para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.”
2 Timoteo 2:25 “. . . por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad.”

El arrepentimiento no empieza dentro del hombre sino viene de Jesús. Dios concede el arrepentimiento para vida.

2. El arrepentimiento se produce a través de ciertos medios.
Referencias Bíblicas:
Romanos 2:4 “¿... ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?”
Apocalipsis 3:19 “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.”

Varios agentes producen el arrepentimiento. Todas las cosas que siguen producen el arrepentimiento:

a. La predicación del evangelio produce el arrepentimiento ­ no cualquier predicación, sino la predicación del evangelio verdadero en el poder del Espíritu Santo (Jonás 35-10; 1 Tesalonicenses 1:5-10).
b. La bondad de Dios produce el arrepentimiento (2 Pedro 3:9).
c. La disciplina de Dios produce el arrepentimiento (Hebreos 12:6-11).
d. La reprensión cristiana produce el arrepentimiento (2 Timoteo 2:24-25).

E. LOS RESULTADOS DEL ARREPENTIMIENTO

Referencias Bíblicas:
Lucas 15:10 “Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.”
Hechos 2:38 “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados. ...”
Hechos 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados....”

Los resultados del arrepentimiento son muchos. Consideramos unos cuantos:
1. Hay gozo (en los cielos. Los ángeles son espectadores curiosos cuando un pecador se arrepiente. Entienden lo que sucede cuando el pecador se arrepiente, y se regocijan.
2. El arrepentimiento trae el perdón de pecados. El arrepenti­ miento no merece el perdón, pero es una condición necesaria. El arrepentimiento califica al pecador para el perdón pero, no le da derecho al perdón.
3. El arrepentimiento califica a uno para la regeneración, para el bautismo en agua y el don del Espíritu Santo. El arrepenti­ miento es necesario antes del bautismo del hombre.

F. LA RESTITUCION

Referencias Bíblicas:
Lucas 19:8 “He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.”
Mateo 5:24 “Deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”

¿Hasta qué punto tiene que hacer restitución el penitente? La honra y el principio moral exigen que el penitente restituya cuanto sea posible. El Señor no hará para nosotros lo que podemos hacer nosotros.

El penitente hará lo posible para obedecer al Señor al rectificar las injurias. Sin embargo, hay que recordar que no hay nada en absoluto que podemos hacer concerniente a la mayoría de los pecados sino confesarlos para que la sangre del Cordero los borre.
TOMO: DOCTRINA III
CURSO BIBLICO “ALFA”
Ralph Vincent Reynolds