jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 14. EL DIABLO

A. HAY UN DIABLO PERSONAL:

La Biblia nos enseña que hay un diablo personal. Muchos enseñan que el diablo no es más que un poder impersonal o una influencia, es decir, la inclinación de hacer el mal. Sin embargo, no es así. Hay un diablo vivo y personal que es nuestro mayor adversario.

Nunca se debe menospreciar el poder y la influencia del diablo. Aunque no tenemos el deseo de conocerle, debemos aprender a conocer a nuestro enemigo. El conocimiento de sus motivos y sus tácticas nos ayudará en la batalla contra el pecado y nos ayudará a ganar la victoria.

Parece que el diablo fue creado como un arcángel de gran be­lleza, sabiduría y poder. Sin duda, se le dio mucha autoridad y posiblemente gobernaba una parte del universo de Dios. Algunos creen que el diablo era gobernador de este mundo antes de la creación como se describe en Génesis. Se enal­teció con orgullo y quería alcanzar la igualdad con Dios. Cinco veces declaró su voluntad en rebelión contra Dios (1saías 14:12-15). A través de este orgullo y rebelión, el pecado fue creado y el diablo cayó llevando consigo a una multitud de ángeles. Satanás atacó a Dios haciendo que el hombre pe­ cara, y desde entonces ha usado al hombre como peón en su batalla y rebelión contra Dios. El aún puede entrar a la pre­sencia de Dios donde acusa a los hermanos.

El diablo no es omnipresente pues su presencia es locali­zada. Sin embargo, él puede aparecer en cualquier lugar a cualquier hora, y en su ausencia, hay un ejército de demonios y ángeles caídos que hacen su mala obra bajo su mando.

B. EL DIABLO ES HOMICIDA, MENTIROSO, LADRÓN:

El carácter del diablo es malo y pervertido, y a la vez ex­tremadamente listo y astuto. Los versículos que siguen des­ criben su carácter verdadero:

(a) Ladrón, el que arrebata - Mateo 13:19
(b) Homicida - Juan 8:44
(c) Mentiroso - Juan 8:44
(d) Astuto - 2 Corintios 11:3

C. EL DIABLO TIENE MUCHOS TÍTULOS QUE DESCRIBEN SU CARÁCTER:

(a) Ángel de luz - 2 Corintios 11:14
(b) León rugiente - 1 Ped ro 5:8
(c) Príncipe de la potestad del aire - Efesios 2:2
(d) Potestad de las tinieblas - Colosenses 1:13
(e) Príncipe de este mundo - Juan 14:30
(f) El gran dragón (crueldad) - Apocalipsis 12:9
(g) Serpiente (seductor) - Apocalipsis 12:9
(h) Diablo (tentador) - Apocalipsis 12:9
(i) Satanás (adversario) - Apocalipsis 12:9
(j) Apolión (destructor) - Apocalipsis 9:11
(k) Rey del abismo - Apocalipsis 9:11
(l) El dios de este siglo
(jefe de la religión) - 2 Corintios 4:4

Un detallado estudio de dichos títulos y versículos ayudará a entender el carácter verdadero del diablo.

D. EL DIABLO CAYO POR ORGULLO Y REBELIÓN:

Referencia Bíblica:
Isaías 14:12-15 “¡Cómo caíste del cielo, OH Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;

Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.
“Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.”

En esta profecía de Isaías se ve claramente cómo cayó el diablo. Sin duda era un arcángel de gran poder y gloria. Sin embargo, no estaba contento con su estado ordenado por Dios. Se enalteció y deseaba igualdad con Dios.

Cinco veces declara su determinación de ser igual con el Creador:

(a) Subiré al cielo;
(b) Junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono;
(c) En el monte del testimonio me sentaré;
(d) Sobre las alturas de las nubes subiré;
(e) Seré semejante al Altísimo.

Se debe notar que éste es el mismo pecado de orgullo y de rebelión que dio como resultado la caída de Adán, y siempre ha sido el pecado principal de la familia humana. El Apóstol Pablo dice que es “el misterio de la iniquidad” (2 Tesaloni­censes 2:7). Este pecado es el de la criatura que se alza para desafiar. Es el pecado de declarar “No tu voluntad sino la mía sea hecha.” Es este orgullo y rebelión que causó la caída del diablo y sus ángeles.

E. EL DIABLO ES MUY PODEROSO PERO NO TODOPODEROSO:

Referencia Bíblica:
Efesios 6:11-12 “Vestios de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de mal­ dad en las regiones celestes.”

Una persona nunca debe menospreciar el poder del diablo. Sin embargo, él no es todopoderoso. Toda potestad es dada solamente al Señor Jesucristo (Mateo 28:18). Jesús es más poderoso y vencerá al diablo al final. El diablo es un enemigo vencido; Jesús es el Rey vencedor.

El diablo tiene muchos subalternos que cumplen su volun­tad. Bajo su mando hay principados, potestades, goberna­dores de las tinieblas, huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Las fuerzas que atacan a la iglesia son tre­mendas. Pero en Jesús hay una victoria gloriosa; apartados de Jesús sólo hay derrota.

Se debe recordar también que aunque el diablo aparece donde quiere y cuando quiere, no es omnipresente. Por lo general, el hijo verdadero de Dios lucha contra alguna fuerza demoníaca que está cumpliendo la voluntad del diablo.


F. LA OBRA DEL DIABLO ES ATACAR CONSTANTEMENTE A LOS PROPÓSITOS DE DIOS:

Un estudio detallado de los versículos que siguen revelarán que la obra del diablo es atacar constantemente a los propósi­tos de Dios y evitar que se cumpla Su voluntad divina.

(a) Buscar a quien devorar - 1 Pedro 5:8
(b) Sembrar cizaña (doctrina falsa o
levad ira, etc.) - Mateo 13:25-39
(c) Cegar el entendimiento - 2 Corintios 4:4
(d) Zarandear como a trigo - Lucas 22:31
(e) Destruir la carne - 1 Corintios 5:5
(f) Acusar a los hermanos - Apocalipsis 12:10

G. EL DIABLO SERÁ JUZGADO Y SERÁ ECHADO VIVO AL LAGO DE FUEGO:

El diablo es un enemigo vencido. Su juicio es cierto y será final. No hay redención para el diablo.

Actualmente el diablo todavía tiene acceso al trono de Dios donde acusa a los hermanos. Jesús dijo: “Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo” (Lucas 10:18). Sin duda Jesús hablaba proféticamente. Como el gran YO SOY, el Señor podía hablar del porvenir como si ya hubiera ocurrido.

Los últimos pasos en el juicio el diablo se ven en los versí­culos que siguen:

(a) Apocalipsis 12:7-9 - Es arrojado desde el cielo a la tierra.
(b) Apocalipsis 12:12 - Incita al hombre, sabiendo que hay poco tiempo.
(c) Apocalipsis 20:1-3 - Un ángel le ata y lo arroja al abismo durante el reino de Cristo en la tierra.
(d) Apocalipsis 20:7-10 -Después de estar suelto por poco tiempo, finalmente es lanzado al lago de fuego para siempre.
TOMO: DOCTRINA II
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS