jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 36. LA SANIDAD RECIBIDA

A. ORAR

Referencia Bíblica
Santiago 5:13 “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración.”

Si queremos la sanidad, hay que pedirla. “Pedid, y se os dará.”

La oración es esencial para recibir algo de Dios y para que se cumplan nuestras necesidades.

B. LLAMAR A LOS ANCIANOS DE LA IGLESIA

Referencia Bíblica:
Santiago 5:14 “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia...”

Esto quiere decir exactamente lo que dice. No quiere decir que un hombre viaje centenares de kilómetros a algún gran sanador, así llamado. Los ancianos de la iglesia están en su propia asamblea local-el pastor y los que le ayuden en el minis­ terio. Son las oraciones del pastor que Dios honra, porque así son las instrucciones que nos ha dado Dios. Notemos especialmente las instrucciones al enfermo: “Llame.”

El enfermo tiene la responsabilidad de llamar al pastor

C. CONFESAR LAS OFENSAS

Referencia Bíblica:
Santiago 5:16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros ... para que seáis sanados.”

El pecado cubierto en la vida impide la sanidad. Muchos tienen que examinar sus corazones, estar limpios de los errores ocultos (Salmos 19:12). El pecado no confesado en el corazón del creyente impide la fe y el contacto vital con nuestro Señor. El pecado hace separación entre el hombre y Dios, para que Dios ni oiga ni responda a las oraciones (lsaías 59:1-2).

D. ESTAR UNGIDO CON ACEITE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR

Referencia Bíblica:
Santiago 5:14 “.. . ungiéndole con aceite en el nombre del Señor”

Este es el ministerio del anciano que ora. El aceite es símbolo del Espíritu Santo. La unción se hace en el nombre de Jesús, porque El es el Gran Médico, y el que sana. Hay sanidad en el nombre de Jesús. “Y por la fe en su nombre ... ha dado a éste esta completa sanidad . . .” (Hechos 3:16).

E. IMPOSICION DE MANOS

Referencia Bíblica:
Marcos 16:18 “. . . sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”

Este también es el ministerio del anciano (el pastor) que ora. Esto aparece en la lista de señales que seguirán a los que creen. Dios honra el ministerio de imposición de manos, y a través de esta acción, el poder de Dios está impartida.

Hay un ministerio definido de imposición de manos.” El apóstol Pablo le exhortó a Timoteo que no descuidara el don que le fue dado con la imposición de manos (1 Timoteo 4:14; 2 Timoteo 1:6).

F. LEER LA PALABRA DE DIOS PARA QUE CREZCA LA FE

Referencia Bíblica:
Romanos 10:17 “Así que la fe es por el oir, y el oir, por la palabra de Dios.”

La Palabra de Dios es lo que mayormente aumenta la fe. Reciba una promesa del Señor en la cual puede crecer la fe. Las dudas hacen divisiones entre el creyente y el Señor La fe es el puente entre el creyente y el Señor.

G. TENER FE EN DIOS

Referencia Bíblica:
Marcos 11:24 “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.”

Sin fe es imposible agradar a Dios. Todo es posible si creemos. La fe es la mano extendida para recibir lo que se necesita de Dios.

H. PERDONAR A LOS QUE LE HAN OFENDIDO

Referencia Bíblica:
Marcos 11:25 “Y cuando estéis orando, perdonad...”

El que tiene un espíritu que no perdona no es digno de acercarse al Dios misericordioso.

I. MEDITAR SOBRE LOS SUFRIMIENTOS DE CRISTO PARA SU CUERPO

Referencia Bíblica:
Mateo 8:17 “El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias.”

Es necesario entender claramente que se ha pagado el precio de nuestra sanidad; solo tenemos que recibirla. La Biblia nos instruye que discernemos el cuerpo del Señor en la Santa Cena (1 Corintios 11:29).

J. RESISTIR AL DIABLO

Referencia Bíblica:
Santiago 4:7 “Resistid al diablo, y huirá de vosotros.”

El diablo le traerá de nuevo los síntomas de la enfermedad para procurar vencer la fe. Es necesario resistir.
TOMO: DOCTRINA III
CURSO BIBLICO “ALFA”
Ralph Vincent Reynolds