jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 11. DIOS EN EMANACIÓN

A. EL ESPIRITU SANTO:

El Espíritu Santo no es la tercera persona en la Divinidad. Dios es Espíritu y hay solo un Espíritu (Efesios 4:4). El título “Espíritu Santo” se usa para designar otra manifestación de Dios, otra función, la de actuar y mover en los corazones y en las vidas de hombres y mujeres.

El hombre posee un espíritu y por este medio puede comuni­carse con Dios; de la misma manera, Dios se comunica con el hombre por medio del Espíritu Santo. En ninguno de los dos casos hace dos personas.

B. DIOS EN EMANACIÓN:

Referencias Bíblicas:

Hechos 2:17 “Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne.”
Hechos 10:44 “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.”

La palabra “emanar” significa “surgir de”, “proceder de”.

El Espíritu Santo es Dios surgiendo en bendición, salvación y poder. Se habla del Espíritu Santo como cayendo sobre los creyentes (Hechos 10:44) y siendo derramado (Hechos 2:17). En realidad, el Espíritu Santo ya está presente en todas partes, pero estos términos se usan para mostrar que el Espíritu de Dios está penetrando en el corazón de los creyentes.

C. HAY SOLO UN ESPIRITU:

Referencias Bíblicas:

Hechos 2:4 “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo . . .”
Efesios 4:4 “... un cuerpo y un Espíritu. . .”
Efesios 3:19 “. . . que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.”
Colosenses 1:27 “... que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

El creyente lleno del Espíritu está lleno de Dios, Cristo y el Espíritu Santo. ¿Hay tres Espíritus que llenan el corazón de un creyente? Sin duda que no hay solo un Espíritu.

Entonces debemos siempre tener en cuenta claramente que si hablamos del Espíritu en la creación, la encarnación o en Pentecostés, estamos hablando del mismo Espíritu. Dios es Espíritu y hay un Dios.

D. LA PERSONALIDAD DEL ESPIRITU SANTO:

Referencias Bíblicas:

Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.”
Colosenses 1:27 “... que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

La personalidad del Espíritu Santo es Jesucristo habitando dentro de nosotros en el poder de Su vida de resurrección: “Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

El pronombre personal “El” se usa varias veces con referencia al Espíritu Santo, no como una “Persona” adicional en la Divinidad, sino como otra manifestación del Unico Dios Ver­ dadero, “El Santo.” Esto se aclara en la fórmula bautismal: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se manifiestan a nosotros en nuestro Señor Jesucristo.

Pensar en El como un poder, o referirse a El como una “cosa” le hace impersonal. No pienso en el Espíritu Santo como una fuerza impersonal, sino le reconozco como personal.

Cuando un creyente está siendo bautizado con el Espíritu Santo, el creyente no está recibiendo a “ello” como una cosa, sino que el creyente está recibiendo a “El” en su corazón, quien, por supuesto, no es otro que Jesucristo.

E. LA UNIDAD DEL ESPIRITU CON JESUCRISTO:

Referencias Bíblicas:

Juan 4:24 “Dios es Espíritu...”

2 Coríntios 3:17 “Porque el Señor es el Espíritu; y donde esta el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”
Juan 14:18 “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.”
Romanos 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”

Estos versículos dejan bien en claro que hay una Unidad del Espíritu Santo con Jesucristo. Veamos detenidamente los enun­ciados contenidos en estos versículos:

1. Dios es Espíritu;
2. El Señor es ese Espíritu;
3. Vendré a vosotros;
4. Espíritu de Dios-Espíritu de Cristo.

Más pruebas de esta verdad pueden verse cuando consider­amos la creación:

1. Génesis 1:2 “Y el Espíritu de Dios se movía...”
2. Job 33:4 “El Espíritu de Dios me hizo.”
3. Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas.”

¿Son estos versículos contradictorios? ¡NO!

F. EL MINISTERIO DEL ESPIRITU SANTO ESTA REPRESENTADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO:

1. EN LA NUBE:

Exodo 13:21 “Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube, para guiarlos por el camino; y de noche en una columna de fuego.”
2 Crónicas 5:14 “Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Dios.”

2. EN EL MONTE CARMELO:

1 Reyes 18:38 “Entonces cayó fuego de Jehová.”

El ministerio del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento está representado en muchas ocasiones en el Antiguo Testamento. En la nube y en el fuego podemos ver al Espíritu Santo ministrando en el Nuevo Testamento.

Elías es el profeta del fuego y su imagen es Juan el Bautista. (Mateo 11:14; Mateo 17:13) “Entonces los discípulos compren­ dieron que les había hablado de Juan el Bautista.”

G. HAY MUCHOS SÍMBOLOS QUE SE USAN AL HABLAR DEL ESPIRITU SANTO:

1. El Fuego Mateo 3:11; Hechos 2:3
2. El Aceite Mateo 25:1-13; Lucas 10:34
3. El Vino Mateo 9:17; Lucas 10:34
4. El Agua Juan 4:14; Juan 7:38
5. La Paloma Mateo 3:16;
6. El Viento Hechos 2:2
7. El Sello Efesios 1:13-14; Efesios 4:30

Todas estos símbolos nos describen las características y la naturaleza del ministerio del Espíritu Santo.

H. HAY MUCHOS TÉRMINOS Y TÍTULOS USADOS PARA EL ESPIRITU SANTO:

1. Espíritu Santo Lucas 11:13
2. Espíritu Santo Mateo 3:11
3. Espíritu de Gracia Hebreos 10:29
4. Espíritu de Verdad Juan 15:26; Juan 16:13; Juan 14:17
5. Espíritu de Vida Romanos 8:2
6. Espíritu de Promesa Efesios 1:13
7. Espíritu de Fuego Mateo 3:11-12
8. Espíritu de Gloria 1 Pedro 4:14
9. Espíritu de Dios 1 Corintios 3:16; Romanos 8:9
10. Espíritu de Cristo Romanos 8:9
11. Espíritu de Sabiduría Isaías 11:2
12. Unción 1 Juan 2:20
13. Consolador Juan 14:16

Todos estos títulos ponen de manifiesto ciertas características y la naturaleza del ministerio del Espíritu Santo. Consolador significa uno que es llamado a nuestro lado, así como un cliente llama a un abogado. La misma palabra se usa en 1 Juan 2:1—“abogado”.

I. EL ESPIRITU SANTO FUE PROMETIDO:

1. LA PROFECÍA DEL ANTIGUO TESTAMENTO:

Joel 2:28 “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne.”

Pedro cita esta profecía en el segundo capítulo de los Hechos mostrando que la experiencia de Pentecostés fue el cumplimiento de esta profecía. “Sobre toda carne” ha sido literalmente cump­lido por cuanto Dios ha bautizado con Su Espíritu a millones de hombres y mujeres de toda raza, color y credo.

2. PROFETIZADO POR JUAN EL BAUTISTA:

Mateo 3:11 “El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”

Es significativo que Juan el Bautista dijera, “Y en fuego.” Esto se cumplió cuando lenguas de fuego se asentaron sobre los ciento veinte en el aposento alto en el día de Pentecostés. Dios es fuego consumidor (Hebreos 12:29). El fuego arde y consume, purifica y limpia, genera energía y poder. El Espíritu Santo hace todo esto en el corazón del santo bautizado.

3. PROMETIDO POR JESUCRISTO:

Juan 14:15-16 “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador...”

Deberíamos notar en el versículo 16, el uso de la palabra “otro” y también en el versículo 23 el uso de la palabra “nosotros.” El pronombre “nosotros” por supuesto, se refiere a los oficios y ministerios del Padre y del Hijo. La palabra “otro” no se refiere a otra persona o a Dios, sino a otro oficio o ministerio. El Espíritu Santo estaba haciendo algo nuevo al venir como el Consolador a bautizar creyentes y habitar en sus corazones. Esto se ve claramente cuando comparamos a Juan el Bautista con el creyente lleno del Espíritu. Juan fue lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre (Lucas 1:15), pero el más pequeño en el Reino de los Cielos, mayor es que él (Mateo 11:11). ¿Tenía Juan un Espíritu diferente habitando en él? ¿Habían dos Espíritus, uno para Juan el Bautista y otro para la iglesia? ¡Ciertamente que no! El mismo Espíritu que habitaba en Juan el Bautista habita en la iglesia pero en un nuevo oficio y ministerio.
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS