jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 37. LA IGLESIA

A. DEFINICION:

La palabra del Nuevo Testamento que significa “iglesia” es una palabra griega “ecclesia” que quiere decir “congregación de fieles.” El término se aplica a:

1. Todos los creyentes de una ciudad (Hechos 11:22; 13:1).
2. Una congregación (1 Corintios 14:19, 35; Romanos 16:5).
3. Todo el cuerpo de creyentes en la tierra (Efesios 5:32).

Es importante comprender el significado de estas palabras:

1. La iglesia: el cuerpo de creyentes verdaderamente renacidos.
2. Cristiandad: los que se profesan cristianos, sean católicos o sean protestantes.
3. La iglesia militante: la iglesia en la tierra.
4. La iglesia triunfante: la iglesia en los cielos.

B. LAS PALABRAS QUE DESCRIBEN A LOS MIEMBROS:

1. Hermanos: la iglesia es una unión espiritual o camaradería en la que todas las divisiones que separan a los hombres están abolidos.
2. Creyentes: la doctrina característica de los creyentes es la fe en Jesucristo.
3. Santos: las personas apartadas del mundo y entregadas a Dios.
4. Los elegidos o escogidos: los escogidos por Dios.
5. Discípulos: alumnos o seguidores - enseñados por Jesús.
6. Cristianos: (semejantes a Cristo) - el centro de la religión es Cristo.
7. Aquellos de este camino: (Hechos 9:2) - un modo especial de vivir

C. HAY SOLAMENTE UNA IGLESIA:

Referencias Bíblicas:

Efesios 4:4-5 “Un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo.”

1 Corintios 12:12-13 “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres...”

Hay muchas organizaciones eclesiásticas y sectas, pero hay solamente una iglesia.

La iglesia es UNA en cuanto al lugar, el área o la distancia se refiere. La iglesia es una ya sea que se encuentre en Europa, América o Asia. Es la misma iglesia, el mismo cuerpo, no importa donde habiten los fieles aquí en la tierra.

La iglesia es UNA en cuanto a la raza y la nacionalidad se refiere. En el mundo hay muchas razas y nacionalidades, pero esto no afecta a la iglesia. Cuando uno es bautizado en el cuerpo, él llega a ser miembro de la única iglesia, sea judío o sea gentil.

La iglesia es UNA en cuanto al tiempo se refiere. Los miembros de la iglesia que viven hoy y los Apóstoles son miembros de la misma iglesia. Es la misma y única iglesia ya sea que los miembros vivan hoy en la tierra, o que hayan muerto en el Señor; si vivieron en los días de los Apóstoles, en la Edad Media, en la época de los reformadores, o en estos días antes de la venida de Cristo.

D. LA IGLESIA ES EL CUERPO DE CRISTO:

Referencia Bíblica:

Efesios 1:22-23 “Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.”

La iglesia es un organismo viviente; no es una organización. Hay una relación vital entre Cristo y la iglesia, de la misma manera que la hay entre la cabeza y el cuerpo humano. No podemos asociarnos con la iglesia como nos hacemos socios de cualquier sociedad u otra organización humana. Tenemos que ser partícipes de la vida de Cristo antes de ser miembros de Su iglesia. El cuerpo humano es uno, pero se compone de millones de células vivientes; igualmente, el cuerpo de Cristo es uno, aunque se compone de millones de almas renacidas. Latiendo en las venas y arterias de la iglesia es la presencia misma de Jesucristo.

E. LA IGLESIA ES EL TEMPLO DE DIOS:

Referencias Bíblicas:

1 Corintios 3:16-7 “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.”

1 Corintios 6:19 “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

Un templo es un lugar en el cual Dios, que mora en todas partes, se ubica En un lugar determinado para que Su pueblo le encuentre siempre “en casa.” En el Antiguo Testamento, Dios habitaba en el Tabernáculo y en el Templo; en el Nuevo Testamento Dios no habita en templos hechos por manos (Hechos 17:24). La iglesia es Su morada en la tierra.

F. LA IGLESIA ES LA ESPOSA DE CRISTO:

Referencias Bíblicas:

Efesios 5:32 “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.”

2 Corintios 11:2 “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.”

Jesucristo es el esposo. La iglesia es la futura esposa. La iglesia se está preparando para ser la esposa del Cordero. Pronto la iglesia se habrá preparado y habrán llegado las bodas del Cordero (Apocalipsis 19:7). Es para este suceso glorioso que la iglesia se está preparando y esperando con gozo.

G. LA IGLESIA FUE PROMETIDA POR JESUCRISTO:

Referencia Bíblica:

Mateo 16:18 “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”

Cuando Jesús pronunció estas palabras, usó el tiempo futuro, “edificaré.”
Esto nos dice que Su iglesia aún no había sido edificada. Aunque Jesús tenía alrededor discípulos y seguidores, Su iglesia aún no había comenzado a existir. La iglesia todavía era una cosa futura cuando Jesús estaba en la tierra. La iglesia nació en el aposento alto el día de Pentecostés, pero hasta ese momento no había una iglesia del Nuevo Testamento. La iglesia fue profetizada en el Antiguo Testamento; Jesús prometió la iglesia; sin embargo, ella era un misterio hasta que fue revelada por el derramamiento del Espíritu Santo.

Cuando Jesús prometió la iglesia, El anunció que su futuro sería cierto y seguro. Ningún poder podría derrocarla. Ninguna persecución podría destruirla. “Las puertas del Hades no preva­lecerán contra ella.”

¿Cuál sería su base o fundamento? Pablo dijo que la iglesia está edificada sobre el fundamento de los Apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo (Efesios 2:20). En Mateo 16:18 Jesús se refirió a la confesión de Pedro de la Deidad de Jesús, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” Esta gran verdad la recibió Pedro como una revelación de Dios. Esta confesión era la roca sobre la que sería edificada la iglesia futura de Cristo. La roca del fundamente NO era Pedro, sino la confesión de Pedro, es decir, “LA DEIDAD DE JESUS.”

H. LA IGLESIA NACIO EL DIA DE PENTECOSTES:

Referencias Bíblicas:

Hechos 2:1-4 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. .. y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

Colosenses 1:24-27 “. . . de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.”

La iglesia es el cuerpo de Cristo, habitada por el Espíritu de Cristo mismo. El misterio que había sido ocultado a través de los siglos y generaciones, ahora es manifestado. Jesucristo habitaría en la iglesia: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.” Al mismo tiempo, cada miembro sería “en Cristo.” “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo. . .”

Mientras Jesús estuviera en la tierra en forma humana, la iglesia era una imposibilidad. Era necesario que Jesús ascendiera a los cielos y volviera como el Consolador antes que la iglesia pudiera nacer La iglesia no comenzó a existir por medios humanos, ni por organización humana; la iglesia nació. Así como un niño, un ser viviente, nace en el mundo, así la iglesia, un organismo viviente, nació.

¿Cuándo tuvo lugar el nacimiento de la iglesia? Hay una sola respuesta. El día de Pentecostés es el día que nació la iglesia. Los ciento veinte creyentes (Hechos 1:15) fueron los socios fundadores de, la iglesia. Cuando el Espíritu Santo vino como un viento recio y llenó a cada uno, los creyentes fueron bautizados en un cuerpo, y ese cuerpo es la iglesia.

I. LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA:

Referencia Bíblica:

1 Corintios 12:13 “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo...”

Los miembros son bautizados en el cuerpo y son nacidos de nuevo. Todos los que nacen de nuevo y llevan una vida santa son miembros. Un estudio de Juan 3:3-6 y Hechos 2:38, revelarán las condiciones necesarias para llegar a ser miembro de la iglesia.

El cuerpo humano de Cristo experimentó la muerte, la sepul­tura y la resurrección para proveer la salvación; igualmente, el cuerpo místico de Cristo (es decir, la iglesia) tiene que experi­mentar la muerte (el arrepentimiento), la sepultura (el bautismo en agua en el nombre de Jesucristo), y la resurrección (el Espíritu Santo) para recibir la salvación. Los miembros son bautizados en el cuerpo por un bautismo de dos elementos, del agua y del Espíritu.
TOMO: DOCTRINA IV
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS