jueves, 6 de mayo de 2010

Lección 1. DIOS ES

A. DIOS ES:

Referencias Bíblicas:

Génesis 1:1 “En el principio creó Dios...”
Romanos 1:19-20 “... pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen clara­ mente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas...”

Dios no intenta probar la verdades de la Biblia, ni discute con la familia humana. EL AFIRMA.

La palabras iniciales de la Biblia anuncian la existencia de Dios. Las Escrituras no intentan probar la existencia de Dios; la sostienen, afirman y declaran que el conocimiento de Dios es universal. Las Escrituras reconocen que el hombre no solamente conoce la existencia de Dios, sino que también el hombre tiene cierto conocimiento de quien es Dios.

Su eterno poder y Divinidad son vistos claramente de tal ­ modo que los hombres no tienen excusa.

B. EL RECONOCIMIENTO DE LA DEIDAD ES EL PRINCIPIO DE LA FE:

Referencia Bíblica:

Hebreos 11:6 “... que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Los hombres en todos los lugares creen en la existencia de un Ser supremo a quien ellos son moralmente responsables. El pagano reconoce la existencia de un Ser supremo. Esta creencia es innata en el hombre y viene de la intuición racional.

Este es el hecho que Satanás desafía y es en este punto que encontramos la más grande batalla en el mundo actual, la lucha entre la fe y la incredulidad.

Es aquí donde empieza la fe del hombre. El debe aceptar este reconocimiento inherente de la Deidad y declararla para que se convierta en una fuerza activa en su vida.

Los hombres en todos los lugares reconocen la existencia de un Ser supremo pero para la gran mayoría El es el “Dios no conocido” (Hechos 17:23). El Apóstol Pablo dijo que él le declararía a los hombres en Atenas. En otro lugar Pablo dijo que él predicó a “Cristo crucificado” (1 Corintios 1:23).

Esta es la responsabilidad de la iglesia de hoy, no discutir con los hombres, sino predicar a Jesús. De esta manera, Dios es proclamado al mundo y la fe se crea en los corazones de los oyentes.

C. LA BIBLIA DESCRIBE AL ATEO COMO UN NECIO:

Referencia Bíblica:

Salmos 14:1 “Dice el necio en su corazón: No hay Dios.”

Aquí está la descripción bíblica de un ateo profeso. Nadie sino un ateo negará a Dios. Es discutible si hay ateos verdaderos o no. Aún a los ateos profesos se les ha escuchado hacer referencia a Dios en su conversación. Sin embargo, cada ateo es un necio. Negar que hay un Dios es declarar que la raíz misma de la naturaleza del hombre es una mentira. Dios ha forjado esta verdad de Sí Mismo en la misma “trama y hombre” de la naturaleza misma de cada hombre.

D. HAY MUCHOS ARGUMENTOS SOBRE LA EXISTENCIA DE DIOS:

Aunque la Biblia no discute con el hombre con respecto a la existencia de un Ser Supremo y aunque parece completamente inútil discutir con el hombre con respecto a la existencia de su Creador, todavía hay muchos argumentos que pueden citarse. Estableceremos algunos de ellos aquí:

1. UNIVERSALIDAD DE LA CREENCIA EN LA EXISTENCIA DE DIOS:
El hecho de que en todo lugar los hombres creen en Dios es un argumento importante a favor de su verdad. Esta creencia universal viene dentro del hombre y nace con ella.

2. ARGUMENTO DE CAUSA - COSMOLÓGICO: Hay una causa para todas la cosas. ¿Cómo acontecen? El hombre y el universo son efectos; debe haber una causa. El mundo no vino a existir por si mismo ni tampoco estas lecciones bíblicas. Sería más sensato entrar a una Biblioteca con miles de libros en sus estantes y decir que los libros vinieron a existir por si mismos, que afirmar que este mundo no ha tenido un creador. El hombre sí existe; pero debe su existencia a alguna causa. El hombre es un efecto; no siempre ha existido. El fue creado.

3. ARGUMENTO DE DISEÑO - TELEOLÓGICO: La estructura de un reloj no solamente prueba que hay un hacedor, pero también un deseñador. El universo y la naturaleza prueban que hay un inteligencia y voluntad supervisando y originando.

Alguien dijo que si tenemos una máquina de escribir y la desarmamos, echando todas las partes en una lavadora y la hacemos funcionar, ¿cuánto tiempo será necesario para que la lavadora se agite hasta que todas la partes se junten una vez más para formar una máquina de escribir? Sabemos que NUNCA volverá a ser una máquina de escribir aunque se agite por un millón de años. Se necesita una MENTE para armar una máquina de escribir. Así, fue necesario una mente para formar el universo.


4. ARGUMENTO DEL SER - ONTOLOGICO: El hombre tiene la idea de un Ser Infinito y Perfecto. Esta idea no ha venido de nosotros mismos. Por esto, tal Ser debe existir y no puede ser solamente un mero pensamiento.

5. ARGUMENTO MORAL - ANTROPOLÓGICO: La moralidad es obligatoria y no opcional. El hombre tiene una naturaleza in-telectually moral; una conciencia, una naturaleza emocional; y solo un Ser de bondad, poder, amor, sabiduría y santidad puede satisfacer tal naturaleza. Como resultado, debe haber un Creador que sea un intelectual, un Ser moral, un Juez, un Legislador.

6. ARGUMENTO DE CONGRUENCIA: Si tenemos la llave que concuerda con el candado, entonces tenemos la llave co­rrecta. La creencia en la existencia por sí mismo de un Dios personal está en armonía con nuestra naturaleza mental y moral y con todo el mundo en nuestro alrededor. Si existe Dios, todo lo referente a la creación, la religión, la naturaleza y la historia humana está contestada. El ateísmo deja todos estos temas sin explicación.

7. ARGUMENTO DE ESCRITURA: La historia de los judíos y el cumplimiento de su profecía no sería explicable sin Dios.

8. ARGUMENTO DE LA EXPERIENCIA PERSONAL: Los argu­mentos anteriores son argumentos de lógica y todos son sanos y razonables. Sin embargo, el argumento más efectivo es aquel de la experiencia personal.

Cada cristiano puede testificar de las muchas experiencias que él ha tenido con un Dios vivo y personal. Esto sólo es prueba suficiente de que Dios vive. Estas experiencias pueden ser divididas en cuatro títulos principales:

a) Dios contesta las oraciones. El hecho de que el hombre ora y sus oraciones son contestadas es una prueba de la existencia de Dios.

b) Dios salva el alma del pecador. Esta no es solamente una pequeña emoción religiosa, sino que el poder de Dios es experimentado cuando los pecados son remitidos, los hábitos del pecado son quebrantados y el pecador nace de nuevo.

c) Dios sana los cuerpos enfermos. Cada vez que hay un milagro y un cuerpo enfermo es sanado, nosotros tenemos prueba de la existencia de Dios.

d) El hombre tiene comunión con su Dios. Indudablemente este es el argumento más fuerte de todos y toda la prueba que es necesaria. Que el hombre puede experimentar la presencia real de Dios en su alma no deja lugar para ningún otro argumento.

En respuesta a un ateo, lo mejor es preguntarle que ha hecho el ateísmo por él. Es fácil testificar de lo que una fe viviente ha hecho por nosotros y de lo que la incredulidad le ha costado a él.

E. LA NEGACIÓN DE DIOS RESULTA EN LA DEGENERACIÓN Y DEPRAVACIÓN DEL CARÁCTER:

Referencia Bíblica:

Romanos 1:28 “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.”

Cuando el hombre rechaza el conocimiento de Dios, él abre una puerta ancha para un diluvio de inmoralidad y suciedad. Podemos ver este hecho en el mundo de hoy. Con la falta de fe en Dios en nuestras escuelas, vemos a una generación de agnósticos y escépticos que se levantan. El resultado es una caída completa de las reglas morales. Indudablemente, mucho de la caída moral en la sociedad de hoy se puede descubrir directamente en la enseñanza de la evolución en nuestras escuelas y por los incrédulos que llenan los púlpitos de nuestras iglesias.

F. EL CONOCIMIENTO DE DIOS ES UNA TREMENDA FUERZA SANTIFICADORA:

Referencia Bíblica:

1 Juan 1:7 “Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

Así como Isaías fue inducido a darse cuenta de su maldad por una visión de, Dios y luego fue purificado de sus pecados, cuánto más conocemos a Dios; más grande es la luz que resplandece sobre nuestra senda y en nuestros corazones.

Indudablemente, es por esta razón que los Pentecostales que creen en la Unidad de Dios, quienes tienen una revelación más grande de Dios que cualquier otro pueblo, guardan reglas de santidad más altas que cualquier otro grupo en la confraternidad de las iglesias.

G. DEFINICIONES:

1. INFIEL
- Uno que no cree en ninguna religión, especial­mente en el Cristianismo.
2. ESCÉPTICO
- Uno que toma una actitud dudosa hacia la religión.
3. AGNÓSTICO
- Uno que ni afirma ni niega la existencia de Dios.
4. ATEO
- Uno que niega la existencia de Dios.
5. PANTEÍSTA
- Uno que identifica al universo con Dios negando a la vez la personalidad de Dios.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 2. DIOS ES UNO

A. HAY UN SOLO DIOS VERDADERO:

Referencias Bíblicas:

Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.”
Isaías 44:6-8 “Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. ¿Y quién proclamará lo venidero ... ? No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”
Isaías 45:5 “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí.”
Santiago 2:19 “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.”
1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.”

Hay más de cincuenta referencias en las escrituras que enseñan que Dios es uno solo y que no hay otro. Ninguna otra verdad de las escrituras se destaca más que la de la Unidad de Dios.

La Unidad de Dios fue la verdad especial que fue encargada a Israel para que la preservara entre las naciones de la tierra. Esta fue la re-velación grande que Dios dió a Abraham, y que fue transmitida a la nación entera de Israel como un cargo sagrado.

Una multiplicación de Dioses es una contradicción; solamente puede haber un Ser Supremo: un Dios. Tal Ser, no puede ser multiplicado, ni pluralizado. Solamente puede haber un Dios Altísmo que existe por sí mismo.

La Unidad de Dios es la gran verdad y el mensaje del Antiguo Testamento. Los judíos querían apedrear a Jesús porque El afirmaba ser Divino, y dijeron, “Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios.” La verdad que se enseña en el Antiguo Testamento nunca fue contradicha en el Nuevo Testamento, sino cumplida.

B. LA UNIDAD DE DIOS ES UNA UNIDAD NUMÉRICA:

Referencias Bíblicas:

Isaíás 43:3 “Porque yo Jehová Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador.”
Isaías 43:11 “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.”

Las iglesias que conservan la tradición trinitaria dicen que la “Unidad” referente a Dios denota una unidad compuesta en el sentido de que el hombre y la mujer son una carne, y que los miembros de la iglesia deben ser uno. Esto es un error porque la Biblia nos enseña una unidad numérica en lo que se refiere a Dios. Si Dios no es uno en el sentido numérico, ¿por qué declara que El es “EL SANTO DE ISRAEL”? ¿Por qué dice, “NO HAY DIOS FUERA DE MI”? ¿Por qué declara “FUERA DE Mi NO HAY QUIEN SALVE”?

Dios afirma que El hizo la creación por Sí Mismo, no obstante en el Nuevo Testamento leemos que todas las cosas fueron hechas por Jesús el Logos, “y sin El nada de lo que es hecho fue hecho” (Juan 1:3).

Si Dios no es uno numéricamente, ¿cómo puede Jesús, la supuesta segunda persona, afirmar que tiene el poder para perdonar los pecados, la cual es la absoluta prerrogativa de Dios?

Hay solamente una conclusión correcta: Dios es UNO en el sentido numérico. La Unidad en el sentido compuesto re­ firiéndose a Dios es absolutamente incorrecto.

C. DIOS NO CONOCE OTRO DIOS:

Referencia Bíblica:

Isaías 44:8 “No hay Dios sino yo. No hay Fuerte, no conozco ninguno.”

Dios posee el atributo de la omnisciencia. Dios conoce todas las cosas; El es absolutamente perfecto en el conocimiento. Dios conoce todo en el pasado, presente, y futuro. El conoce todas las cosas en el universo entero. Nada esta oculto a Su entendi­miento. No obstante, hay una cosa que Dios no conoce: El no conoce a otro Dios.


El hecho de, que Dios no conoce a otro Dios ciertamente hace inútil que el hombre busque un segundo Dios en algún lugar. No hay otro Dios. Dios es uno.

D. LA PALABRA HEBREA “ELOHIM” SE REFIERE A LA PLENITUD DE PODERES DESPLEGADOS POR DIOS:

Referencia Bíblica:

Zacarías 11:12-13 “. . . y pesaron por mi salario treinta piezas de plata...”

Elohim es una palabra plural hebrea, que traducida en nuestra Biblia significa “Dios.” Los trinitarios discuten que esto significa una pluralidad de personas en la Divinidad.

Sin embargo, Elohim es un título de la Deidad puesto en el plural para expresar el superlativo en el grado más alto posible. El título significa una pluralidad de atributos, tales como poder, santidad, conocimiento, etc.

El Diccionario Bíblico de Smith dice: “La forma plural de Elohim ha dado lugar a muchas discusiones. La idea imaginativa o la especulación que la pluralidad de la palabra “Elohim” se refiere a la trinidad de personas en la Deidad, difícilmente encuentra apoyo entre los entendidos. Es lo llamado por los gramáticos pluralidad de majestad y significa plenitud de fuerza divina, la suma de los poderes revelados por Dios.”
—SMITH’S BIBLE DICTIONARY

La pregunta puede ser formulada: ¿Por qué los judíos cono­ciendo que Elohim era plural, se adherían tenazmente a la Unidad de Dios?

Elohim es aplicado a Jesucristo en las siguiente Escrituras:

Zacarías 11:4, 12-13 - Elohim fue vendido por treinta piezas de plata.
Zacarías 14:5 - Elohim volverá como Rey.
Zacarías 12:10 - Elohim fue traspasado en el Calvario.

Los judíos a quienes la palabra de Dios vino, conocían que Elohim era plural, pero nunca por un minuto creyeron que había más de un Dios.

El significado verdadero del título “Elohim” es una pluralidad de atributos y poderes.

E. LOS PLURALES DE LOS PRONOMBRES PERSONALES “NOSOTROS” Y “NUESTRA SIMPLEMENTE SIGNIFICA QUE LA CREACIÓN NO FUE HECHA EN SECRETO:

Referencias Bíblicas:

Génesis 1:26 “Entonces dijo Dios; Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.”
Génesis 1:27 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”
Génesis 3:22 “Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal.”
Isaías 6:8 “Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?”

Los que afirman que el plural del pronombre personal se refiere a una pluralidad de personas en la Divinidad, no han leído Génesis 1:27 cuidadosamente, porque este versículo lo aclara todo.

“Y creó Elohim al hombre a su imagen, a imagen de Elohim lo creó.” El pronombre singular “su” y el verbo “lo creó” muestran muy claro que la creación fue obra de UNA SOLA PERSONA DIVINA. También, los versículos 3 y 10 del capítulo uno del Evangelio de Juan demuestran esto muy claramente. “El mundo fue hecho por El” (Jesús).

Si Dios es una pluralidad de personas, y si el hombre fue creado a la imagen de Dios, ¿por qué no es el hombre una pluralidad de personas? El hombre es triplicado; cuerpo, alma, y espíritu, pero es una sólo persona.

El significado de “nosotros” y “nuestra” deben tener la misma explicación como en Génesis 3:22 é Isaías 6:8. En estos versículos los pronombres personales claramente se refieren a Dios y a los querubines. En cada caso el pronombre plural se refiere a Dios y a los ángeles. El no consultó con los ángeles en el sentido de buscar consejo (lsaías 40:12-14). Sin embargo, les tomó en confianza. La Creación no fue hecha en secreto.



El escritor ha usado a veces una ilustración de cuando él era un profesor de escuela. El podía usar una pizarra y decir, “Vamos a dibujar un hombre.” El entonces, empezaría a dibujar un hombre. ¿Quién dibujó el hombre? ¿Cuántos profesores estaban allí? ¿A quiénes se refería el verbo “vamos”?

F. LA TRADICIÓN TRINITARIA NO TIENE BASE EN LAS ESCRITURAS:

La palabra “trinidad” no está en la Biblia. La doctrina llamada Trinidad fue introducida por el sínodo Católico Romano a principios del siglo IV en el Concilio de Nicea en el año 325 D.C. Luego el Credo Atanasiano hizo de la Trinidad un dogma fundamental. Este fue acompañado por otros dogmas de la Iglesia Católica Romana tales como: Transubstanciación, Indul­gencia, Hiperbulia, Infalibilidad del Papa, Purgatorio, etc. Los Protestantes repudiaron las anteriores falacias pero desafortuna­damente continuaron con el error de la Trinidad, manteniendo una conexión vital con los credos falsos y no bíblicos de la Iglesia Católica Romana.
La palabra “personas” cuando es usada con referencia a la Divinidad incurre en violencia contra la absoluta Unidad de Dios. Dividir a Dios en tres personas forma tres Dioses, lo cual es el Triniteísmo, a pesar de como se le discute de otra manera. Dios es el “Tres en Uno” no el “Uno en Tres”. La doctrina de la Trinidad lleva a muchas confusiones y contradicciones.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 3. DIOS ES ESPIRITU

A. DIOS ES ESPIRITU:

Referencias Bíblicas:

Juan 4:24 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”
Hechos 7:48-49 “Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, . . . El cielo es mi trono, y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo?”
1 Reyes 8:27 “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tie-rra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?”

Jesús habló a sus discípulos, “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como ves que yo tengo” (Lucas 24:39). Esto prueba que un espíritu no tiene ni carne ni huesos.

Un espíritu es incorpóreo, una realidad invisible. Cuando decimos que Dios es espíritu, queremos decir que Dios es incorpóreo e invisible.

La mujer samaritana preguntó, “¿Dónde se puede encontrar a Dios? ¿En el Monte Sión o en el Monte Gerizim?” A esta pregunta Jesús le respondió que Dios no puede ser confinado a ningún lugar. Dios está en todas partes al mismo tiempo. Esto es solamente posible si El es Espíritu.

Dios debe ser adorado en forma espiritual sin tener en cuenta lugar, forma u otras limitaciones sensuales; y en verdad sin tener en cuenta enseñanza falsas y concepciones erróneas.

B. DIOS ES INVISIBLE:

Referencias Bíblicas:

Exodo 33:20 “Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá.”

Juan 1:18 “A Dios nadie le vio jamás.. . .?
Colosenses 1:15 “El es la imagen del Dios invisible...”
1 Timoteo 1:17 “. . . al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria...”

Ningún hombre ha visto a Dios como El es en Su esencia invisible. La Biblia declara, “Ningún hombre ha visto a Dios en ningún tiempo.” Al mismo tiempo, hay lugares en donde la gente dice que los hombres han visto a Dios. Isaías vió al Señor (lsaías 61), Moisésy los ancianos (líderes) de Israel vieron al Dios de Israel (Exodo 24:9-10). ¿Hay alguna contradicción en este asunto? No hay contradicción si lo entendemos correctamente.

Un hombre puede mirar su reflejo en el espejo. El puede decir en verdad, “He visto mi cara” pero al mismo tiempo, él también podría decir, `Yo nunca he visto mi cara,” Esto es verdad en lo que se refiere a la afirmación de los hombres que han visto a Dios. Lo único, que ellos podían haber visto era Su imagen o Su manifestación.

C. LAS IMÁGENES DE DIOS SON PROHIBIDAS:

Exodo 20:4 “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.”

Las imágenes de Dios son prohibidas expresamente porque:

1. Dios es Espíritu e invisible.
2. Dios es incorpóreo.
3. Ningún hombre ha visto a Dios en ningún tiempo.
4. No hay nada en la tierra que pueda parecerse a El.

Jesús es la imagen expresa de Dios. “El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia.” (Hebreos 1:3). Como tal, Dios puede ser visto únicamente en el rostro de Jesucristo. En realidad, el único Dios que verá el hombre es Jesucristo.

Esto enfrenta al estudiante cara a cara con el siguiente problema: ¿Se puede tener un retrato de Jesús? ¿Sabemos realmente cómo era Jesucristo? Honestamente hay que admitir que nadie sabe como era Jesús. Lo único que sabemos es que cuando lo veamos le reconoceremos en seguida.




D. DIOS ES INCORPÓREO:

Referencia Bíblica:

Lucas 24:39 “... porque un espíritu no tiene carne ni huesos. . .”

Jesús dijo, “Un espíritu no tiene carne ni huesos.” Esto simplemente quiere decir que Dios no tiene manos, pies, brazos y piernas. El no tiene cuerpo físico que uno puede tocar. El no tiene forma que puede ser vista. El no puede ser confinado a ningún lugar pero El puede llenar el universo y estar en todas partes al mismo tiempo.

En la encarnación Dios tomó un cuerpo para sí y ahora en la persona de Jesucristo, El tiene manos, pies, piernas, brazos, etc. Sin embargo, esto solo es verdad de Dios en Jesús, Dios manifestado en carne.

E. HAY EXPRESIONES ANTROPOMÓRFICAS DE DIOS:

Referencia Bíblica:

Génesis 3:8 “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día.”

En esta escritura se afirma que Dios camina y tiene voz. Si Dios es espíritu, ¿cómo puede El tener voz y tener pies para caminar?

Encontramos que Dios es descrito como si tuviera manos, pies, brazos, ojos y oídos. Se dice que El ve, siente, camina, etc. Tales expresiones acerca del Padre, el Espíritu Eterno, deben ser entendidas solo en el sentido de ser expresiones humanas que se usan para entender lo infinito dentro de los límites de lo finito. Solo por medio de expresiones humanas podemos en­ tender a Dios. Tales expresiones humanas se llaman “expresiones antropomórficas.”

Sin embargo, en Jesucristo, Dios sí tiene manos, pies, brazos, etc., y El ve, siente, camina, etc. Esto es solamente verdadero de Dios en Jesucristo, Dios manifestado en carne.

F. EL HOMBRE FUE CREADO A LA IMAGEN DE DIOS:

Referencias Bíblicas:

Génesis 1:26-27 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza ... Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó.”
Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.”

El hecho de que el hombre fue creado a la imagen de Dios haría que el estudiante se pregunte el significado completo de esto si Dios es espíritu.

Indudablemente la oración, “Creó Dios al hombre a Su imagen,” se refiere más a la naturaleza intelectual y recta de Dios que a la imagen física. Esto está revelado claramente en la Salvación. Cuando un hombre nace nuevamente, él es una nueva creación, y es creado en justicia y santidad verdadera. “Y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4:24). El hombre, según vino de las manos de su Creador fue una criatura recta y espiritual investida con grandes facultades intelectuales y morales.

Las varias formas por las cuales el hombre fue creado a la imagen de Dios pueden ser descritas como siguen:

1. El hombre fue creado con un carácter recto y sin pecado.
2. El hombre fue creado con grandes facultades espirituales. El podía caminar, hablar y tener comunión con Dios.
3. El hombre fue creado como un alma viviente. El tendría existencia eterna.
4. El hombre fue creado con una inteligencia tremenda. A Adán le fue conferido el poder de hablar y el poder del razona­ miento y elección.

A pesar de que en la actualidad hay una explosión del cono­ cimiento que está igualando a la explosión de la población en cumplimiento con la profecía de Daniel 12:4, no hay aún evidencia de que la inteligencia del hombre está aumentando. El hombre no tiene más capacidad de aprendizaje hoy que cuando Dios lo creó.

5. El hombre fue creado como un agente moral con voluntad libre. Dios le dió el derecho de elegir y de ser responsable por sus propias decisiones.
6. Dios creó al hombre en cuerpo, alma y espíritu. Dios se nos ha revelado en una manifestación triple: Padre, Hijo y Espíritu Santo. En este sentido el hombre indudablemente fue creado a la imagen de Dios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que solo se creó un hombre y se le dió un solo nombre, Adán.
7. Si hay alguna referencia a un parecido físico en la Creación, tendría que ser al hijo de Dios, el hombre Jesucristo. Dios tenía un cuerpo en el cual El se iba a manifestar. Este cuerpo estaba solo en Su mente y plan hasta la encarnación cuando ese cuerpo fue concebido en el vientre de la virgen María, y la Palabra se hizo carne.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 4. LOS ATRIBUTOS DE DIOS

A. DIOS POSEE VARIOS ATRIBUTOS:

Los atributos son definidos como las características y cuali­dades de Dios. Así como el agua es húmeda y el fuego es caliente, así Dios es eterno, inmutable, santo, etc. Estos atributos se pueden clasificar en dos clases:

1. Los atributos naturales
2. Los atributos morales

En esta lección no trataremos de hacer un estudio completo de los atributos divinos. El estudiante de la Biblia debe estar familiarizado con aquellos que son mencionados con mucha frecuencia.

Hay que hacer una distinción clara entre un atributo y aquello que es la misma esencia de Dios. Para ilustrar esto, tomemos el ejemplo del agua. El agua químicamente es H20, pero el agua es húmeda. Un atributo del agua es que es húmeda. Sin embargo, H20 no es un atributo. El Hidrógeno y el Oxígeno son los elementos químicos que componen el agua. De la misma manera, Dios es inmutable, lo que constituye uno de sus atributos, pero Dios es Espíritu lo que no debe ser considerado como un atributo.

B. DIOS ES OMNISCIENTE:

Referencias Bíblicas:

Salmos 139:2-3 “Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos.”
Proverbios 15:3 “Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.”
Hechos 15:18 “Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.”

Referencias Adicionales:

Job 11:7-8 Mateo 10:29-30
lsaías 40:26-27 1 Juan 3:20
lsaías 46:9-10 Proverbios 5:21

La omnisciencia de Dios significa que Dios es perfecto en el conocimiento; El sabe todo. El tiene conocimiento perfecto de todo lo que va a acontecer entre la familia humana y las naciones.

En una lección que viene después se hará un estudio de la presciencia de Dios. No debemos confundir la presciencia de Dios con Su preordinación. El hecho de que Dios conoce una cosa hace a ésta evidente pero no necesaria. El hombre aún tiene la responsabilidad de sus propios actos.

También hay que tener en cuenta que hay una cosa que Dios no conoce, otro Dios fuera de El.

C. DIOS ES OMNIPOTENTE:

Referencias Bíblicas:

Génesis 18:14 “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”
Job 42:2 “Yo conozco que todo lo puedes...”

La omnipotencia de Dios significa que Dios es perfecto en poder. El poder de Dios no admite ni linderos ni limitaciones.

Satanás tiene poder sobre los hijos de Dios solo hasta donde Dios se lo permite. Dios pone un límite a Satanás en la misma manera que El puede poner una barrera contra las olas del mar (Job 1:12; Job 2:6; Lucas 22:31-32).

D. DIOS ES OMNIPRESENTE:

Referencias Bíblicas:

Salmos 139:7-8 “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.”
Jeremías 23:24 “¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?”

Referencias Adicionales:
Génesis 16:13 Hechos 7:48

2 Crónicas 2:6 Hechos 17:24-28
Mateo 28:20

La omnipresencia de Dios quiere decir que Dios está en todas partes en todo momento. Su centro está en todas partes; su circunferencia no se halla en ningún lado.

Dios puede estar lejos como puede estar cerca. El está adentro. nuestro espíritu es el hogar que El más ama. Háblale, es entonces que El escucha, pues Espíritu con espíritu pueden encontrarse; El está más cerca que tu respiración y más cerca que tus manos y pies.

La omnipresencia de Dios no es solo una verdad descubridora, sino que es también protectora. Descubridora para los pecadores, pero protectora para el santo.

E. DIOS ES SANTO:

Referencias Bíblicas:

1 Pedro 1:15-16 “Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”
Isaías 6:3 “Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.”
Isaías 41:14 “Yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor,.”

La santidad de Dios es el atributo que nos hará recordarlo más que ningún otro atributo. Las visiones que Dios dió a Job, Moisés e Isaías demuestran esto claramente. Más o menos treinta veces el profeta Isaías se refiere a Dios como “El Santo”.

Es a causa de este atributo más que los otros que Dios no puede tener compañerismo con el hombre pecador. No es la omnipotencia de Dios y la debilidad del hombre lo que obsta­ culiza esta amistad, como tampoco el hecho de que Dios es perfecto en el conocimiento y el hombre es limitado en el conocimiento. Es más bien por la santidad de Dios y el pecado del hombre. Es por esto que Dios siempre quiere que le recordemos por Su atributo de santidad.

La santidad de Dios ha demandado que la sangre de millones de corderos, cabras, bueyes, tórtolas, etc., fuera derramada para que el hombre pudiera acercarse a Dios. En el Nuevo Testamento podemos acercarnos a Dios únicamente por medio de la sangre del hombre Jesucristo.

La construcción del Tabernáculo con su más sagrado lugar, dentro del cual el Sumo Sacerdote entraba una vez al año con sangre; los diez mandamientos con todas sus órdenes morales; las leyes de animales sucios y limpios-todo esto nos habla de la santidad de Dios. Dios es separado de toda maldad y no hay absolutamente nada en El que no es santo. “Dios es luz, y en El no hay ningunas tinieblas” (1 Juan 1:5).

Dios odia el pecado que para El es vil y detestable. La distancia infinita entre el pecador y Dios es causado por el pecado. El pecador y Dios están situados en polos opuestos del universo moral. Aquí dentro está la necesidad de expiación por medio de la cual esta terrible distancia es acortada.

Nosotros tendremos vistas correctas del pecado cuando consigamos vistas correctas de la santidad de Dios. El acercamiento a un Dios Santo tiene que ser por medio de los méritos de Jesucristo, y sobre los principios de la rectitud que están en Cristo y que nosotros naturalmente no poseemos.

F. DIOS ES INMUTABLE:

Referencias Bíblicas:

Malaquías 3:6 “Porque yo Jehová no cambio.”
Santiago 1:17 “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”

La inmutabilidad de Dios significa que Dios no cambia. El tiempo y el cambio son negados por Dios. No hay pasado, presente o futuro para Dios. Todo es un gran presente viviente. No es posible que Dios tenga un atributo en un tiempo deter­minado que no lo tenga en otro.

G. DIOS ES ETERNO:

Referencias Bíblicas:



Exodo 3:14 “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY.”
Salmos 90:2 “Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.”
Habacuc 1:12 “¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío?”

La eternidad de Dios está estrechamente vinculada con la inmutabilidad. Esto significa que Dios existe en la eternidad y el tiempo no ejerce ningún efecto sobre El. En El no hay ni pasado ni futuro sino un presente eterno.

“YO SOY’ es uno de los grandes títulos de nuestro Señor. El pasado, el presente y el futuro están dentro de estas palabras. “YO SOY” significa “EL DIOS ETERNAMENTE PRESENTE; EL DIOS EXISTENTE POR Si MISMO.”

Hay una relación definitiva entre la OMNIPRESENCIA DE DIOS y la ETERNIDAD DE DIOS. Esto se puede entender al considerar la relación directa que hay entre ESPACIO y TIEMPO. Esto puede resolverse en una forma científica. Realmente, Dios no podría ser omnipresente si El no fuera el “YO SOY”. Llenando el universo con su presencia El ve el pasado como si fuera el presente. Cuánto debemos regocijarnos que nuestro pasado fue borrado por la sangre de Jesús. De otro modo nuestros pecados aparecerían continuamente como si sucediesen ahora ante los ojos de nuestro Señor.

H. DIOS ES AMOR:

Referencias Bíblicas:

1 Juan 4:16 “Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Romanos 5:13 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Parecería que el amor es más que un atributo. Expresa la esencia misma de la naturaleza de Dios. Debería ser considerado junto con las, afirmaciones, “Dios es Luz” (I Juan 1:5) y “Dios es Espíritu” (Juan 4:24). Estos no son simples características, sino que son la esencia misma del Ser de Dios.
El amor de Dios es más grande que la comprensión humana. Está mucho más allá de la medida y el entendimiento. El amor de Dios es de tal naturaleza que se extiende a todos los hombres, en todo tiempo y lugar. Dios ama a cada hombre, sin tener en cuenta su color, nacionalidad o cultura. El no ama los pecados y los hábitos del hombre, sino el alma del hombre, y El constantemente tiene en su corazón el bienestar físico y espiritual de los hombres.

La cruz del calvario es la expresión más alta del amor de Dios hacia el hombre pecador.

I. DIOS ES JUSTO Y HONRADO:

Referencias Bíblicas:

Salmos 116:5 “Clemente es Jehová, y justo; Sí, misericordioso es nuestro Dios.”
Salmos 145:17 “Justo es Jehová en todos sus caminos, y miseri­cordioso en todas sus obras.”
Los atributos de honradez y justicia son expresiones adicio­nales de la santidad de Dios. Por el hecho de que Dios es honrado podemos ver Su amor por la santidad; por el hecho de que El es justo podemos ver Su odio hacia el pecado. Debido a que Dios es honrado hay una imposición de leyes y exigencias de honradez a sus hijos. Debido a que Dios es justo hay una ejecución de penas que están relacionadas con esas leyes. Dios siempre hace aquello que es recto y Su justicia está siempre libre de toda pasión y venganza. Son estos atributos los que exigen una propiciación para el pecado, antes de que el pecador pueda ser justificado.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 5. EL CREADOR Y EL DISTRIBUIDOR

A. DIOS CREO EL UNIVERSO:

Referencias Bíblicas:

Génesis 1:1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”
Juan 1:3 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”
Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

El universo no existió desde la eternidad, ni tampoco fue creado de materia existente. No procede como una emanación del infinito, sino que fue llamado a ser por orden de Dios. El relato verdadero de la Creación está dado en el primer capítulo del libro de Génesis. La teoría de la evolución como se enseña en nuestros colegios es una teoría falsa que no puede ser probada y está destinada a destruir la fe en la palabra de Dios. Dios creó el mundo, lo creó de materia que no existía, lo creó por Su palabra.

No es necesario que nosotros entendamos justamente como Dios creó el universo. Es suficiente para nosotros saber que Dios lo hizo. Sabemos que El lo creó con el poder de Su palabra. El dijo y sucedió. En el primer día Dios dijo, “Sea la luz”. inmediatamente hubo luz, aunque el sol no fue creado hasta el día cuarto.

B. LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN ES UNA TEORÍA FALSA QUE NO HA SIDO PROBADA:

Una generación de agnósticos y de incrédulos ha surgido debido a la teoría de la evolución que se enseña en nuestros colegios como un hecho científico. La evolución no puede ser probada y no está de acuerdo con la verdadera ciencia. Esta teoría conduce al hombre hacia un callejón sin salida y no le da ninguna respuesta.

Indudablemente muchos de los problemas que la humanidad tiene que enfrentar hoy se deben directamente a estos medios diabólicos de destrucción de la fe del hombre mientras que él es todavía un niño asistiendo a la escuela.

La teoría de la evolución hace que el hombre se coloque en el mismo nivel moral y espiritual que ocupan los animales de la tierra. Hace del hombre un simple accidente de la naturaleza. Le quita al hombre sus valores espirituales y lo deja sin propósitos, dirección o un objetivo eterno. No le ofrece ninguna razón para su existencia.

C. DIOS SOSTIENE EL UNIVERSO:

Referencias Bíblicas:

Salmos 104:27 “Todos ellos esperan en ti, para que les des su comida a su tiempo.”
Colosenses 1:17 “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.”
Hebreos 1:3 “... sustenta todas las cosas con la palabra de su poder...”

Dios no creó el universo y luego lo dejó sólo, sin dirección o supervisión de su parte. Dios cuidadosamente vigila cada detalle del universo y lo sostiene por completo.

1. Todas las cosas están sujetas por El; si no estuvieran bajo su poder, este mundo se haría añicos rápidamente. No es la casualidad ciega la que dirige las cosas, sino un Dios personal.
2. Las provisiones físicas para todas las criaturas de Dios están en sus manos; El las alimenta.
3. Dios tiene Su mano en la historia, guiando y dando forma a los acontecimientos de las naciones.
4. El cuidado de Dios está descrito con gran detalle: los gorrio­nes, los lirios, los cabellos de la cabeza, las lágrimas de Sus hijos.

D. JESUCRISTO ES EL CREADOR:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:3 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Juan 1:10 “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho: pero el mundo no le conoció.”
Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”
Hebreos 1:3 “... sustenta todas los cosas con la palabra de poder...”
Apocalipsis 3:14 “He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios.”

El hecho de que Jesucristo es el Creador está probado concluyentemente por los testimonios de las Escrituras. No hay lugar a dudas sobre esta gloriosa verdad.

¿Hay dos creadores? ¿Qué significa cuando dice, “Y Dios dijo, Sea la luz,” y en Hebreos se lee, “Sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”? Solo puede haber una conclusión: Jesucristo del Nuevo Testamento es Jehová del Antiguo Testamento; Jesucristo es el Creador, El que creó el universo por Su palabra.

Mucha gente interpreta incorrectamente la afirmación: “El principio de la creación de Dios” (Apocalipsis 3:14). Se afirma que Dios creó primero al Hijo, y que el Hijo creó todas las cosas.

Esto es absolutamente falso. Jesucristo es ambas cosas: Dios y hombre. Como Dios, El es el gran Creador; como hombre es el Hijo engendrado. El nunca fue un Hijo creado o un Hijo eterno.

Este versículo de las Escrituras dice así en el Nuevo Testamento Amplificado, “Estas son las palabras del Amén, el Testigo verdadero, el Origen y el Principio y el Autor de la creación de Dios.” Esto afirma claramente que Jesucristo es el “ORIGEN” y el “AUTOR” de la creación.

E. Jesucristo ES LA FUENTE Y EL DADOR DE TODA VIDA:

Referencias Bíblicas:
Juan 1:4 “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.”
Juan 11:25 “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida.”
Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida.”
Hechos 17:28 “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos.”

En cada semilla, planta o árbol, en cada criatura y en cada hombre hay un elemento místico y maravilloso llamado vida. Los científicos pueden hacer agua de mar con los mismos elementos que tiene el agua tomada del mar, pero hay algo que falta que el hombre no puede crear. Es ese algo que falta lo que establece la gran diferencia entre lo vivo y lo muerto. Solo Dios puede dar esa chispa de energía que nosotros definiríamos como “VIDA.”

Toda vida viene de Dios. “En él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.” Esto es verdad en la vida natural; es especialmente verdadero en la vida espiritual y eterna. Fuera de Jesucristo no hay posibilidad de vida.

Aquella gente ignorante que afirma tontamente que Dios está muerto no saben lo que dicen. Si Dios estuviera muerto, entonces toda vida cesaría de inmediato. En el mismo momento en que Dios dejara de existir, este planeta se convertiría en un desierto estéril y sin vida.

Este hecho, por supuesto, es especialmente verdadero en lo espiritual. No hay posibilidad de que el hombre reciba vida eterna excepto por Jesucristo, nuestro Salvador, quien es el Camino, la Verdad y la Vida.

F. ¿CREO DIOS EL MAL?

Referencia Bíblica:

Isaías 45:7 “Que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.”

Cuando Dios creó la luz, inmediatamente apareció la ausencia de la luz que se llamó oscuridad. Cuando Dios creó la santidad y la rectitud, inmediatamente apareció la ausencia de esas cualidades, que se podría llamar lo malo. Cuando la rectitud fue creada, apareció inmediatamente su opuesto, el mal.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 6. DIOS ES UNA SOLA PERSONA

A. DIOS ES UNA SOLA PERSONA:

Hay una diferencia de interpretación en la definición de la palabra “persona.” Algunos entienden la palabra “persona” dándole el significado de cuerpo o apariencia, la expresión visible. Si aceptamos esta definición vemos claramente que el Padre no es una persona, porque El es Espíritu.

Por otro lado, algunos interpretan la palabra “persona” en conexión con personalidad, individualidad, auto determinación, etc. Si aceptamos esta definición, podemos decir que el Padre es una persona. Sin embargo, esto no implica dos, o tres personas en ka Deidad. Hay solamente un Dios y solo una per­sonalidad de Deidad. Esta personalidad es la única y la misma, ya sea vista como Jehová del Antiguo Testamento o como Jesu­cristo del Nuevo Testamento.

No hay ningún versículo en la Biblia en castellano donde se usa la palabra “persona” referente a Dios.

La conclusión es que la palabra “persona” no es realmente una palabra apropiada para usar cuando nos referimos a la Deidad, pero sí podríamos usar los términos: “sustancia, natu­raleza, ser, etc.”

B. DIOS TIENE PERSONALIDAD:

Referencia Bíblica:

1 Juan 1:3 “. . . y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.”

Es muy importante que tengamos un entendimiento claro sobre esta verdad, porque si empezamos mal aquí, correremos el peligro de seguir cometiendo el mismo error en el futuro. Es muy fácil errar en la verdadera revelación y por lo tanto, caer en un extremo u otro. Deberíamos orar para que el Señor nos permita permanecer sólidamente en el centro de la Verdad revelada.

Tanto en el Nuevo como en el Antiguo Testamento el hombre puede tener comunión con Dios. El hombre puede hablar con Dios y tener comunión con su Hacedor. Nunca debemos creer que Dios es simplemente una fuerza o influencia impersonal. El es un Dios personal que nos amó y se manifestó en la carne para morir por nosotros. Como tal, El tiene personalidad pero El sigue siendo un solo Dios, un solo Ser Divino.

Un hombre no puede hablar con una fuerza impersonal tal como la luz solar, el calor, la naturaleza, la gravedad, etc., pero sí puede hablar con su esposa, su hijo, su padre. Además de hablarles puede tener una comunión, una amistad, porque ellos son seres vivientes, individuos con pensamientos y corazones propios.

Esta verdad debe ser entendida claramente cuando se usan pronombres personales. El pronombre personal “El” debe ser usado siempre, y no “ello” pronombre neutro. Esto también es cierto cuando hablamos del Espíritu Santo. En el Libro de los Hechos 2:2 encontramos el pronombre neutro “ello”, pero aquí se refiere al viento que llenó toda la casa. Es correcto referirnos a la experiencia del bautismo del Espíritu Santo como “ello”, pero cuando recibimos el Espíritu Santo en nuestros corazones, le recibimos a “El.”

Sin embargo, no hay tres “El” en la Deidad. Cuando se usa el pronombre personal, nos referimos a nuestro único y solo Dios, ya sea revelado a nosotros en la Creación, manifestado a nosotros en la Redención, o viniendo a nuestros corazones en la Regeneración.

C. EL HOMBRE ES CUERPO, ALMA Y ESPIRITU, PERO UNA SOLA PERSONA:

Referencias Bíblicas:

1 Tesalonicenses 5:23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesu­ cristo.”
1 Juan 5:7 “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno.”

Los títulos Padre, Hijo y Espíritu Santo son usados libremente en las Escrituras, pero este hecho no significa que hay tres personas, ni tres Dioses. La Biblia declara que Padre, Hijo y Espíritu Santo es una sola persona, que lleva un nombre, “JESÚS.”

Para entender esta verdad, consideremos al hombre. El es espíritu, alma y cuerpo; pero él es una sola persona y lleva un solo nombre. Los tres títulos no hacen tres personas, lo mismo que cuerpo alma y espíritu no hacen tres personas. En Colo­senses 1:3 leemos estas palabras, “Damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo . . .” Tomen nota: “Dios, Padre.” Aquí hay dos títulos juntos. ¿Hace esto dos personas?

D. DIOS MANIFESTADO EN LA CARNE:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:14 “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros.”
1 Timoteo 3:16 “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.”

1 Timoteo 3:16 es uno de los versículos claves que puede ser comprendido únicamente por medio de la revelación, pero tiene que ser entendido si queremos comprender la Divinidad. El Nuevo Testamento Amplificado dice, “El (Dios) fue hecho visible en la carne humana.”

En el pasado, Dios se manifestó en varias formas al hombre. En la creación, en el Monte Sinaí, por Teofanías, en el Taber­náculo, Dios se manifestó en cierta medida al hombre, y el hombre pudo tener un cierto conocimiento de Dios. Sin embargo, en la Escritura que habla de Dios siendo manifestado tenemos el más grande conocimiento de Dios que se haya dado, porque en la encarnación Cristo es la imagen expresa del Dios invisible (Hebreos 1:3).

Sobre este pensamiento citamos el comentario de Adam Clark sobre su nota en Juan 17:6.

“Un poco de la naturaleza Divina fue conocida por las obras de la creación; un poco más se conoció por medio de la Revelación Mosaica; pero la completa manifestación de Dios, Su naturaleza, Sus atributos, nos llegó únicamente a través de la revelación de Cristo.”
-Adam Clark.



A este respecto citemos siempre la Escritura correctamente:

1. Juan 1:14 “Y aquel Verbo fue hecho carne.”
2. I Timoteo 3:16 “Dios fue manifestado en carne.”

Fue el “LOGOS” lo que se hizo carne; Dios se manifestó en la carne. Hay una diferencia importante en estas dos afirmaciones la cual veremos a medida que continuemos nuestro estudio.

E. EL MISTERIO DE LA DIVINIDAD:

El misterio de la Divinidad es Dios manifestándose en la carne; el misterio de la iniquidad (2 Tesalonicenses 2:7) es la carne manifestándose a sí misma como Dios. Se puede ver el contraste en las Escrituras y el hombre tiene su opción. Si él no acepta el misterio de la Divinidad, estará obligado a aceptar el misterio de la iniquidad.

F. EL LOGOS ES LA DIVINIDAD EXPRESADA:

Referencia Bíblica:

Juan 1:1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.”

La palabra “Verbo” es traducida del griego “Logos”. Esta palabra griega “Logos” no solo significa la expresión de un pensamiento interno, sino también el pensamiento mismo. Esta palabra podría dejarse sin traducción, pero para entenderla mejor vamos a intentar definir el significado de “Logos”. Podría­mos decir que el significado de LOGOS es LA DEIDAD EX­ PRESADA. En otras palabras, el “Logos” es la expresión del Dios invisible. La Biblia de Schofield dice: “La declaración o expresión de la Persona y del’pensamiento’de la Divinidad.”

Lo mismo que el pensamiento de un hombre y la expresión de ese pensamiento no pueden ser separados del hombre mismo y es en esencia parte de su propio ser, no de otra persona, así es con Dios. La Escritura escrita por el Apóstol bajo inspiración para evitar cualquier error de otra persona, claramente afirma: EL LOGOS FUE DIOS.


G. JESUCRISTO POSEE UNA NATURALEZA DUAL:

Jesucristo en la encarnación tuvo una naturaleza dual: divini­dad y humanidad. Hay que tener en cuenta que Jesucristo no fue dos personas, ni tuvo dos personalidades. El fue el Dios ­ hombre, la Palabra encarnada, Dios manifestado en carne. Como un ser humano, El fue el hijo; como Dios El fue el Padre. Como el Hijo El habló muchas veces y actuó como un hombre; como Padre El muchas veces habló y actuó como Dios. Una vez que esta verdad sea comprendida se abrirá la puerta a un entendimiento claro sobre quién es realmente Jesucristo: EL DIOS TODOPODEROSO EN CRISTO: JEHOVÁ-SALVADOR.

H. JESUCRISTO NO ES EL HIJO ETERNO:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:14 “Y aquel Verbo fue hecho carne, habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre)...”
Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito. . .”
Hechos 13:33 “... Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.”

La teoría del Hijo eterno no es bíblica. Apareció como resultado de la teoría Trinitaria y enseña que hay una segunda persona en la Divinidad. Jesucristo en la carne fue el Hijo engendrado (Hechos 13:33). Las palabras “engendrado” y “eterno” tienen un significado opuesto y contradictorio.

Citamos el Comentario de Adam Clark sobre su nota de los Hechos 13:33, “Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.”

“La naturaleza humana de nuestro bendito Señor fue en­gendrada por la energía del Espíritu Santo en el vientre de la virgen María; en lo que se refiere a Su naturaleza Divina que le permite ser Dios, no puede ser creada ni engendrada ... la doctrina de la filiación eterna de Cristo no concuerda con la razón y es contradictoria. La eternidad es aquello que no tiene principio, ni está sujeto al tiempo: el Hijo presupone tiempo, generación y padre; y el tiempo también anterior a esa generación: por lo tanto, la unión racional de esos dos términos, Hijo y eternidad, es absolutamente imposible, puesto que ellos implican ideas esencialmente diferentes y opuestas.”
-Adam Clark.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 7. LA DEIDAD DE JESUCRISTO

A. JESUS FUE LLAMADO DIOS:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:1 “El verbo era Dios.”
Juan 20:28 “Señor mío y Dios mío.”
Romanos 9:5 “Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos.”
Tito 2:13 “De nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.”
Hebreos 1:8 “Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo.”
1 Juan 5:20 “Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”
Judas 25 “Al único y sabio Dios, nuestro Salvador.”

Si Jesús no fuera Dios, no habría un testimonio tan tremendo en las Escrituras acerca de esta gloriosa verdad. ¿Quién puede dudar Su Divinidad cuando tantas Escrituras lo llaman, “DIOS”?

En Juan 20:28 “Señor mío y Dios mío” donde Tomás hace su confesión de fe, la Deidad absoluta es atribuida a Jesucristo. Esta no es una expresión de admiración, sino una confesión de fe. Jesús acepta esta confesión y adoración de Tomás.

Los versículos de las Escrituras mencionados anteriormente revelan el misterio que estuvo oculto por siglos, pero que ahora nos es revelado: Dios en Cristo reconciliando al mundo a El mismo y Cristo en vosotros, la esperanza de gloria (Colosenses 1:27).

B. JESÚS FUE LLAMADO EL HIJO DE DIOS:

Referencias Bíblicas:

Mateo 8:29 “. .. Jesús, Hijo de Dios?”
Mateo 14:33 “Verdaderamente eres Hijo de Dios.”
Mateo 16:16 “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”
Lucas 22:70 “Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy.”

En Mateo 16:16 tenemos la confesión de Pedro. Fue sobre esta revelación, esta verdad de Su Deidad, que Jesús dijo que edificaría Su iglesia.


C. JESÚS FUE LLAMADO EL PRIMERO Y EL ULTIMO:

Referencias Bíblicas:

lsaías 41:4 “Yo Jehová, el primero y yo mismo con los postreros.”
lsaías 44:6 “Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.”
lsaías 48:12 “Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.”
Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor.”
Apocalipsis 1:17 “Yo soy el primero y el último.”
Apocalipsis 22:13 “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.”

El título “primero” y “último” le fue dado a Jehová en el Antiguo Testamento y a Jesucristo en el Nuevo Testamento. La doctrina trinitaria dice que Jesús es la segunda persona en la Divinidad. La Biblia claramente refuta esto al decir que Jesús es al mismo tiempo el primero y el último, mostrando que El es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

D. JESUS ES EL “YO SOY”:

Referencia Bíblica:

Juan 8:58 “De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.”

Este versículo simplemente significa: Abraham dependía de Jesús, y no Jesús de él para Su existencia. Abraham vino al mundo en una cierta época de la historia, pero Jesús es el Dios eternamente presente: El Dios que existe por Sí Mismo y que habita en el presente eterno. El título “YO SOY” es la prueba positiva que el Jehová del Antiguo Testamento es Jesús en el Nuevo Testamento.”

Este es el título que Jehová dió cuando El habló con Moisés desde la zarza ardiente. Este título, “YO SOY” prueba que el mismo Dios que llamó a Moisés es nuestro Salvador. No pueden haber dos “YO SOY.”

Un estudio de este título aplicado á Jesucristo es muy provechoso:

Juan 4:26 EI Mesías
Juan 8:58 EI Eterno
Juan 9:5 La Luz del Mundo
Juan 11:25 La Resurrección y la Vida
Juan 14:6 El Camino, la Verdad, y la Vida
Juan 6:35 El Pan de Vida
Juan 10:7 La Puerta

E. LA PRE-EXISTENCIA DE JESUCRISTO:

Referencias Bíblicas:

Juan 1:1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.”
Hebreo 7:3 “... que ni tiene principio de días, ni fin de vida.”

Debemos tener bien en cuenta que fue Su Deidad, no Su humanidad la que preexistió. Antes que María concibiera por el Espíritu Santo, el Hijo existía solo en la mente y en el plan de Dios. Absolutamente no hay ningún fundamento bíblico para la teoría del eterno.”

F. JESUCRISTO TUVO TODOS LOS ATRIBUTOS DIVINOS:

Los atributos divinos de omnipotencia, omnisciencia y omni­presencia los tuvo Jesucristo. ¿Hay acaso dos seres omni­potentes? ¿Hay dos personas en la Divinidad que son omni­scientes y omnipresentes? Sabemos que esto es imposible. Jesucristo no puede tener estos tres atributos de la Deidad, a menos que El sea Deidad.

1. OMNIPOTENCIA:

Referencia Bíblica:

Mateo 28:18 “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”

En el ministerio de Jesús, El demostró varias veces que tenía TODO PODER. Así lo prueban las siguientes escrituras:

Poder sobre la enfermedad Lucas 4:38-41
Poder sobre la naturaleza Juan 11
Poder sobre la muerte Juan 2
Poder sobre la tempestad Mateo 8:23-27
Poder sobre los demonios Lucas 4:35, 36:41
Poder sobre todas las cosas Hebreos 2:8

2. OMNISCIENCIA:

Referencias Bíblicas:

Juan 2:24-25 “Porque conocía a todos . . .pues él sabía lo que había en el hombre.”
Juan 16:30 “Ahora entendemos que sabes todas las cosas.”
Colosenses 2:3 “En quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”

3. OMNIPRESENCIA:

Referencia Bíblica:

Mateo 18:20 “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.”

Jesús no solo poseyó los atributos de la Deidad arriba citados, sino que también pueden ser fácilmente probados por las Escrituras que Jesús poseyó todos los atributos divinos. ¿Quién puede dudar de la Deidad de Jesús cuando se enfrenta con este hecho?

G. JESUCRISTO POSEYÓ TODAS LAS PRERROGATIVAS DIVINAS:

Hay tres prerrogativas divinas que Jesús tuvo y que serán mencionadas aquí:

1. El derecho de ser adorado;
2. El derecho de perdonar los pecados;
3. El derecho y poder para crear.

Si Jesús posee estas tres prerrogativas, entonces El es Dios. No hay realmente necesidad de continuar nuestro estudio. Este hecho es la prueba decisiva de la unidad de la Divinidad a pesar de todos los argumentos en contra de los escépticos y los incrédulos. ¿Posee Jesús estas prerrogativas? Las observaciones siguientes probarán que sí:

1. JESUS ACEPTO LA ADORACIÓN Y LA ALENTÓ:

Referencias Bíblicas:

Mateo 14:33 “Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron.”
Mateo 15:25 “Entonces ella vino y se postró ante él. . .”
Lucas 24:52 “Ellos, después de haberle adorado .. .”

No hay la menor renuencia por parte de Cristo para aceptar la adoración; por lo tanto, Jesús es Dios, o El es un impostor. Fue El quien dijo, “Adorad a Dios solamente,” y El no tenía el derecho de tomar el lugar de Dios si no lo era. Aún a los ángeles se les ordena adorarlo (Hebreos 1:6; Filipenses 2:10).

2. JESUS PERDONO EL PECADO:

Referencias Bíblicas:

Génesis 39:9 “¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?”
Salmos 51:4 “Contra ti, contra ti solo he pecado...”
Lucas 7:48 “Tus pecados te son perdonados.”
Marcos 2:5 “Hijo tus pecados te son perdonados.”

Todo pecado es contra Dios y por lo tanto, solo Dios puede perdonarlo. Fue por esta razón que los fariseos acusaron a Jesús de blasfemia. Si Jesucristo puede perdonar el pecado, entonces es evidente que El tiene que ser Dios.

3. JESUCRISTO ES EL CREADOR:

Jesús demostró que El es el gran Creador por las siguientes escrituras:

a. Al convertir el agua en vino Juan 2:1-11
b. Al dar de comer a cinco mil Juan 6:1-13
c. Al caminar sobre el agua Juan 6:19
d. Al calmar la tormenta Marcos 4:39

¿Hay entonces dos creadores? Hay solamente UNO - Jesu­cristo. “Todas las cosas fueron hechas por él” (Juan 1:3).
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 8. LA ENCARNACIÓN

A. EN LA ENCARNACIÓN EL VERBO SE CONVIERTE EN CARNE:

Referencia Bíblica:

Juan 1:14 “Y la palabra se convirtió en carne (humana, en­ carnada) y él vivió entre nosotros.” - Nuevo Testamento Amplificado.

El significado de la palabra “encarnar” en el Diccionario es: “Revestir una substancia espiritual, etc., de un cuerpo de carne.” En la encarnación el Logos se convirtió en carne (Juan 1:14) y Dios se manifestó en la carne (1 Timoteo 3:16). Esta es una correcta terminología de las Escrituras. Dios no podía ser engendrado por María, pero El se manifestó en aquella carne que fue nacida de María. La carne que nació era el Logos encarnado. Esto no hace que sean dos personas, porque el Logos era Dios.

Podemos decir como Charles Wesley: “Por el velo de la carne, vemos a la Divinidad; la Deidad encarnada.”

B. CITA DE LOS ESCRITOS DEL HERMANO ANDRES URSHAN:

El pensamiento de la encarnación puede ser explicado clara­ mente citando aquí un párrafo escrito por nuestro querido hermano Andrés Urshan:

“Nuestro Señor antes de convertirse en carne; existió eterna­ mente como Dios-y-Palabra, noten: El no solo era la Palabra de Dios (logos), sino también el mismo Dios, tal como su amado apóstol dijo: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). Aquí Dios es declarado ser ambos, Dios y el Verbo. El lector debe también observar que Dios no se convirtió en carne, más Dios se manifestó en aquella carne. Entonces, si decimos “Dios encarnado” no es correcto, porque Dios no puede ser engendrado ni nacer de una mujer, pero decir que el Verbo fue encarnado y Dios estaba en ese Verbo personi­ficado reconciliando al mundo a Sí Mismo y permaneciendo aún en Su habitación celestial, sin ningún cambio en Su Ser omni­presente y glorioso, es enseñanza de las Escrituras. Por lo tanto, Jesús no fue solo aquella personalidad humana limitada, El fue todo eso como el Hijo, (El Verbo) pero mucho más. El fue el Dios Todopoderoso y el Padre Eterno también. Vea Isaías 9:6; Juan 11, etc. Aquí yace el gran misterio de la Deidad. “Dios fue manifestado (no por la carne) sino en la carne, Justificado en el Espíritu, Visto por los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo y Recibido arriba EN GLORIA.”
-El Testigo de Dios, Diciembre 1958.

C. JESUS NACIO EN BELEN:

Referencia Bíblica:

Miqueas 5:2 “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel.”

Belén es uno de los pueblos más antiguos en Palestina y durante la época que los gentiles lo controlaron se llamaba Efrata. Observemos que las palabras “Belén” y “Efrata” están unidas por la “Encarnacion.” Esto muestra que los judíos y los gentiles fueron unidos en el plan de la redención.

Belén está situada aproximadamente a 10 Kms. de Jerusalén. Por muchos años estuvo bajo el gobierno árabe en el Reino de Jordania. Luego de la guerra de los Seis Días ha sido gobernada y ocupada por Israel.

Esta es la ciudad natal de David y aquí se desarrolló la historia de Rut. Benjamín nació aquí y Raquel murió aquí.

D. JESUS NACIO EN EL CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO:

Referencias Bíblicas:

Gálatas 4:4 “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley.”
Romanos 5:6 “ ... a su tiempo murió por los impíos.”
Mateo 1:17 “De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; . . . catorce.”

La primera venida del Señor fue justo a tiempo en la programación de Dios. Dios nunca llega tarde. Cuando el cumplimiento del tiempo llegó, Jesús nació. Esto nos dice que Su segunda venida será justo a tiempo. Dios nunca llegará tarde.


La decimocuarta generación del tercer siglo es importante. Nos enseña, que Dios había preparado este plan en detalle y que Su plan será cumplido completamente.

E. JESUS NACIÓ PARA MORIR EN EL CALVARIO:

Referencias, Bíblicas:

Lucas 19:10 “Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.”
Juan 10:10 “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
1 Timoteo 1:15 “Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: Que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores...”
Apocalipsis 13:8 “... en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

El propósito de la encarnación era proveer una oveja de sacrificio para la expiación. Cristo nació para morir en el Calvario. Las palabras de Abraham a Isaac fueron cumplidas aquí, “Y respondió Abraham, Dios proveerá de un cordero para el holocausto, hijo mío” (Génesis 22:8). Solo por medio de la encarnación podría ser posible que un cordero puro sin pecado fuera provisto para un sacrificio.

Algunas veces Apocalipsis 13:8 es mal citado. Jesús es un cordero inmolado “DESDE” el principio del mundo. Fue pre­ destinado “ANTES” del principio del mundo, pero inmolado “DESDE” el principio del mundo.

F. EL DIOS TODOPODEROSO ESTA EN JESUCRISTO:

Referencia Bíblica:

2 Corintios 5:19 “Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la recon­ciliación.”


Una vez que podamos entender la verdad expresada en este versículo, la revelación de la Unidad de la Divinidad de Jesucristo se hace clara. Vemos a Jesucristo como Dios y como hombre, Dios manifestándose en la carne, y Dios en ese templo humano reconciliando consigo al mundo. ¿Hay dos personas que están reconciliándonos consigo mismas? Ciertamente que no. “Todas las cosas son de Dios, quien nos reconcilió CONSIGO MISMO por Jesús y nos dió el ministerio de la reconciliación” (2 Corintios 5:18).

G. LA PLENITUD DE LA DIVINIDAD HABITA EN JESUCRISTO:

Referencia Bíblica:

Colosenses 2:9 “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.”

Citamos aquí dos otras versiones de este versículo:
“Porque en él toda la plenitud de la Deidad continúa habitando en forma humana.” - Nuevo Testamento Amplificado.
“Porque está en Cristo que el ser completo de la Deidad habita encarnado.” - La Nueva Biblia Inglesa.

Realmente, no necesitamos ningún otro versículo excepto Colosenses 2:9 para probar concluyentemente la verdad de la unidad. Cualquier persona que discuta por la teoría de la Trinidad tiene que recortar primero este versículo de la Biblia.

Examinemos este versículo haciéndonos algunas preguntas:

1. ¿Está Jesús en la Deidad o está la Deidad en Jesús? Los trinitarios dicen que Jesús está en la Deidad. La Biblia dice que la Deidad está en Jesús.
2. ¿Hay TRES plenitudes de la Deidad? Ciertamente que no. Hay solo una plenitud de la Deidad que habita en Jesucristo.
3. ¿Hay solo una parte de la plenitud de la Deidad en Jesús? La Biblia dice que TODA LA PLENITUD, no solo una parte de la plenitud.4. ¿Qué es lo que nos dice este versículo? Nos dice que todos los oficios y manifestaciones de Dios, Sus atributos y la esencia de Su propio Ser, están todos en Jesús. Nos dice que el único lugar donde podemos encontrar al Padre es en Jesús. De la misma manera, el único lugar en que podemos encontrar al Hijo y al Espíritu Santo es en Jesucristo.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 9. LA HUMANIDAD PERFECTA DE JESUCRISTO

A. JESUCRISTO PARTICIPO DE LA HUMANIDAD PERFECTA:

Referencia Bíblica:

Hebreos 2:14 “Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.”

En Jesús vemos la perfecta humanidad. Jesús fue Dios ­ hombre: verdadero Dios y hombre perfecto. No usamos la palabra “perfecta” con la Deidad porque no hay grados de perfección en Dios, pero hay grados de perfección en el hombre. En efecto, decimos que Jesús fue el verdadero Dios y el hombre perfecto.

Jesús fue el hombre perfecto, pero tales afirmaciones como: “María fue la madre de Dios Todopoderoso” y la sangre del Calvario fue la sangre de Dios” son incorrectas y deben ser modificadas, Hay una verdad en tales afirmaciones, pues Dios se manifestó en la carne en la que nació y murió, y la Palabra Encarnada fue Dios. Sin embargo, Dios Todopoderoso no puede ser engendrado ni morir. No hay ninguna escritura que pruebe que la carne de Jesús no es la misma que la nuestra, solamente en el hecho establecido que El era impecable. Las Escrituras establecen claramente que el Señor habitó en carne como Sus hijos (Hebreos 2:14). Este versículo prueba que el Padre, el Espíritu Eterno, se manifestó en la carne para salvar a Sus hijos.

B. JESUS ES LLAMADO HOMBRE:

Referencias Bíblicas:

Mateo 2:11 “Vieron al niño con su madre María...”
Filipenses 2:8 “Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte de cruz.”
1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.”

No menos de ochenta veces en los Evangelios Jesús se llamó a Sí Mismo “El Hijo del hombre.” Referencias son hechas a:

1. La simiente de Abraham;
2. La simiente de David;
3. El Linaje de David;
4. La simiente de la mujer.

C. JESUCRISTO TUVO LA APARIENCIA DE UN HOMBRE:

Referencias Bíblicas:

Lucas 24:18 “¿Eres tú el único forastero en Jerusalén ...”
Juan 4:9 “¿ ... cómo tú, siendo judío?”
Juan 20:15 “ ... ella, pensando que era el hortelano.:

En estos versículos podemos ver que Jesús se parecía a un judío, a un forastero y a un hortelano.

En realidad, nadie conoce como era Jesús. El versículo que posiblemente pueda describirlo más que cualquier otro es:

Isaías 53:2 “No hay parecer en él ni hermosura; le veremos mas sin atractivo para que le deseemos.”

D. JESUS EXPERIMENTO TODAS LAS DEBILIDADES DEL HOMBRE EXCEPTO EL PECADO:

Referencias Bíblicas:

Mateo 4:2 “... tuvo hambre.”
Mateo 8:24 “... él dormía.”
Mateo 26:38 “... mi alma está muy triste, hasta la muerte.”
Juan 4:6 “... Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. . .”
Juan 11:35 “Jesús lloró.”
Juan 19:28 “... Tengo sed.”
Hebreos 4:15 “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.”

En estos versículos podemos leer que Jesús tenía hambre, sed, estaba cansado, fatigado y dormía como cualquier otro hombre. El había experimentado pena, dolor de corazón, soledad, desilusión, tal como cualquier otro hombre. Hay solamente una diferencia importante-Jesús nunca sufrió derrota. El nunca cedió a la tentación. El vivió fuera del pecado y resultó victorioso.

E. JESUS FUE TENTADO EN TODOS PUNTOS:

Referencias Bíblicas:

Hebreos 4:15 “. . . fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.”
Hebreos 2:18 “Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.”

La Biblia establece claramente que Jesús fue tentado en cada punto en que es tentado el hombre. Esto muestra que Jesús fue un hombre perfecto, porque fue Su humanidad la que fue tentada. La Deidad no puede ser tentada. “Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie” (Santiago 1:13).

En el desierto Jesús fue tentado en tres maneras:

1. Deseo de la carne;
2. Deseo de los ojos;
3. Vanagloria de la vida.

Esta tentación puede ser clasificada de otra manera:

1. Tentación para usar Su poder para atenderse a Sí Mismo;
2. Tentación para lucir Su poder;
3. Tentación para usar Su poder para obtener más poder.

Indudablemente Jesús fue tentado en numerosas ocasiones durante toda Su vida y ministerio, pero Su tentación más grande fue en el Jardín de Getsemaní. El hecho de que Jesús fuese tentado en cada manera en que un hombre puede ser tentado, prueba que El fue un hombre completo, un hombre perfecto, sujeto a todas las debilidades de la carne, pero sin pecado.

F. COMO UN HOMBRE EL FUE EL HIJO:

La filiación denota principio, también una relación con respecto al tiempo y al lugar. Solo llegando a ser hombre, El podía llegar a ser el “Hijo Unigénito” (Juan 3:16), no un hijo eterno ni un hijo creado, sino un hijo que fue concebido en el vientre de María. Como hijo creció y maduró y fue sujeto al Padre. Como el hijo, El participó de nuestras debilidades y fue tentado en todos puntos.

Un estudio de los siguientes versículos revela a Jesús en Su humanidad como el Hijo:

Hebreos 5:8 Como el Hijo, El aprendió la obediencia. Juan 17 Como el Hijo, El oró. Juan 14:28 Como el Hijo, El fue menos grande que el Padre. Marcos 13:32 Como el Hijo, El no sabía todo. Gálatas 4:4 Como el Hijo, El fue hecho de mujer. Gálatas 2:20 Como el Hijo, El murió.

G. HUBO UN PROPÓSITO EN LA HUMANIDAD Y EN LA FILIACIÓN DE CRISTO:

El propósito de la filiación fue el siguiente:

1. Que El podría ser nuestro Redentor. La necesidad de la expiación demandó que hubiera un sacrificio sin pecado ofrecido en nuestro lugar. Solamente Dios podía proveer tal sacrificio (Hebreos 2:14).
2. Que El podría ser nuestro Mediador. Nuestro mediador conoce nuestras debilidades por medio de Su omnisciencia, y también por medio de su experiencia actual (Hebreos 4:15).
3. Que El podría ser nuestro Rey. Para tener un reino, tiene que haber un Rey. El reina ahora en nuestros corazones, pero pronto El vendrá a reinar en la tierra (Mateo 26:64).
4. Que El podría ser nuestro Juez (Hechos 17:31).
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 10. LA VERDAD DE LA UNIDAD

A. EL ERROR DE LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD DEJA CONFUSIÓN:

La enseñanza errónea de que hay tres personas distintas en la Divinidad deja muchas preguntas sin respuesta. Hay confusión y contradicción en esta doctrina hecha por el hombre, que se formuló en los primeros días de la Iglesia Católica Romana. La razón de esto, por supuesto, es que no está edificada sobre la Escritura, sino sobre el razonamiento natural del hombre. Men­cionaremos unas cuantas de las preguntas que la doctrina trinitaria no contesta:

1. ¿Quién fue el padre del bebé del pesebre en Belén? ¿El Padre o el Espíritu Santo? ¿Tenía el niño Jesús dos padres?
2. ¿Cómo puede ser el Padre mayor que el Hijo si ambos son iguales? (Juan 14:28) “El Padre mayor es que yo.”
3. ¿Ora Dios? ¿Cómo puede El ser Dios y necesitar orar?
4. ¿Puede morir Dios? Si el Hijo es Dios, ¿cómo pudo morir?
5. ¿Es María la madre de Dios? ¿Qué error podría haber entonces en el término “La sangre de Dios”?
6. Si ya hay tres personas en la Divinidad, ¿cuál podría ser el error si agregáramos una cuarta? ¿Por qué no de edificar a María?
7. ¿A quién debemos adorar?
8. ¿A quién debemos orar?
9. ¿A cuántos veremos en el Cielo? ¿Cuántos tronos hay?
10. ¿Por qué no sabe Jesús cuándo volverá? (Marcos 13:32)
11. ¿Cómo puede El ser un Hijo y no tener principio?
12. ¿Hay tres Espíritus habitando en el corazón del cristiano lleno del Espíritu?

Estas preguntas pueden continuarse indefinidamente, pero sería una tontería hacerlo. Las respuestas y las explicaciones correctas a todas las preguntas anteriores prueban la Unidad. El intento por parte de los trinitarios de contestar las preguntas anteriores simplemente conducen a una contradicción y con­ fusión. A causa de que la Verdad de la Unidad se construye sobre la Palabra de Dios, las respuestas a todas las preguntas se entienden clara y fácilmente y están en armonía con toda la Escritura.




B. ¿NO HABÍAN TRES EN EL BAUTISMO DE JESUS?

Fue necesario que Jesús se bautizara para que pudiera cumplir con toda rectitud. Por cierto, El no fue bautizado por Sus pecados, sino para cumplir las Escrituras del Antiguo Testamento y dar un ejemplo a Su iglesia. Del mismo modo, fue necesario que El fuera ungido como los sacerdotes y los reyes eran ungidos en el Antiguo Testamento. Sin embargo, recuerden que Jesucristo fue el Verbo-Encarnado desde la concepción en el vientre de María. La unción estaba allí por el mismo propósito que el bautismo en cumplimiento de la Escritura.

Recordemos que estas manifestaciones (audible y visible) fueron para el beneficio de Juan el Bautista (Juan 1:11). Es discutible si alguna otra persona oyó la voz o vió el símbolo. En el día de Pentecostés hubieron dos manifestaciones en el aposento alto (audible y visible), lenguas de fuego y otras lenguas (idiomas) que hablaban. ¿Diríamos que habían dos personas allí? En tal caso, ¿qué persona era lenguas de fuego y qué persona era “otras lenguas”? Una manifestación audible y visible al mismo tiempo no hace dos personas, como tampoco el humo de un escape y el ruido de un motor hacen dos máquinas. En Getsamaní Jesús fue ambas cosas, el sacerdote y el sacrificio. ¿Qué impediría a la Divinidad de manifestarse en dos o tres maneras al mismo tiempo?

C. ¿COMO PUEDE JESUCRISTO ESTAR A LA DIESTRA DE DIOS?

Dios es espíritu e invisible. Aparte de Jesucristo no hay ningún cuerpo físico, y en consecuencia no hay diestra ni siniestra para la Divinidad. Aparte de Jesucristo, Dios no puede ser visto pues Jesucristo es LA IMAGEN EXPRESA del Dios invisible (Colosenses 1:15; Hebreos 1:3). Por lo tanto, es claro que las Escrituras que se refieren a Jesucristo sentado o parado a la diestra de Dios no significan una mano derecha física.

¿Qué significa la diestra de Dios”? Las Escrituras se refieren a la diestra de Dios como el poder y la gloria de Dios. Esto es lo que significa este término. Jesucristo se sienta en el lugar del PODER y la GLORIA.

Exodo 15:6 “Tu diestra, OH Jehová, ha sido magnificada en poder; Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo.”
Marcos 14:62 “. . . y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios.”
Lucas 22:69 “pero desde ahora el Hijo del Hombre se sentará a la diestra del poder de Dios.”

Recordemos que hay sólo un trono en el Cielo, (Apocalipsis 42). Hay sólo UNO sentado sobre el trono.

D. ¿COMO PUEDE JESUCRISTO ORAR?

Jesucristo es hombre y El es Dios. Como hombre, El ora. La respuesta a este tan llamado problema es clara: la humanidad ora a la Divinidad. Si la teoría de la Trinidad fuera correcta, entonces encontraríamos a un Dios orando a otro Dios. Si un Dios necesita orar, ¿es aún un Dios? ¿Puede la Divinidad en algún momento necesitar la oración? También, si la segunda persona de la Divinidad ora a la primera persona de la Divinidad, Dios es divisible y tenemos por lo menos dos Dioses. La explicación es muy clara: Jesucristo oraba como hombre.

E. ¿NO FUE JESUCRISTO ABANDONADO POR DIOS EN EL CALVARIO?

Nuevamente fue la carne, la humanidad de Cristo, la que exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado”? Podemos ver la razón de esto cuando leemos 2 Corintios 5:21, “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado.” El se impuso sobre Sí mismo la iniquidad de todos nosotros. Se convirtió en la persona que paga por nuestras culpas, llevando encima la tremenda carga del pecado y pagando el precio del pecado. La humanidad de Cristo tuvo que experimentar este terror por completo. El pecado separa al hombre del Dios santo. Jesucristo tuvo que experimentar esta terrible sensación de una separación de Dios. Fue la carne la que sufrió y murió; fue la carne la que gritó. En realidad, Dios estuvo allí todo el tiempo, pues la verdadera naturaleza de Cristo no cambió en ningún momento.. En otras palabras, no hubo un momento en que Jesucristo no fuera Dios manifestado en carne.

Nuevamente, refiriéndonos al tema de la Trinidad, si una persona en la Divinidad puede abandonar a otra persona en la Divinidad, entonces por cierto Dios es divisible y hay por lo menos dos Dioses. Sabemos que esto no puede ser.


F. ¿CUAL FUE LA GLORIA QUE TUVO CRISTO ANTES DE QUE EXISTIRÍA EL MUNDO?

Juan 17:5 “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.”

Aquí Jesús está orando por la glorificación que aún es futura en lo que al tiempo se refiere, pero que estaba en el plan y en la mente de Dios desde el principio. Recuerden que cuando Jesús oraba era la naturaleza humana de Jesús orando al Divino-la humanidad a la Divinidad. Así como Cristo fue un cordero muerto desde el principio del mundo, aún así fue Cristo glorificado desde el principio del mundo.

Este versículo no hace un Hijo Eterno pues la calidad de hijo se refiere al tiempo. Dios habita en la Eternidad.

G. ¿A CUANTOS VIO ESTEBAN?

Hechos 7:59 “Y apedreaban a Esteban, mientas él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu.”

¿A cuántos vió Esteban? Por cierto sólo a uno. ¿A quién vió Esteban? A Jesucristo. ¿Qué nombre dió Esteban a Dios? Señor Jesús. A muchos les agradaría pensar que este versículo prueba la doctrina trinitaria. Sin embargo, éste muestra la verdad de la Unidad en forma concluyente.

H. LA CLAVE DE TODAS LAS PREGUNTAS CONCERNIENTES A LA DIVINIDAD:

En la encarnación Dios hizo algo nuevo. Dios se convirtió en lo que nunca antes había sido, pero no dejó de ser Aquél que siempre había sido. Dios se manifestó en carne, y el Verbo se convirtió en carne.

La clave es simplemente ésta: Jesucristo posee una naturaleza doble-humanidad y Divinidad. El era, y es, el mismo Dios y el Hombre perfecto. Como Dios, El habita en la eternidad; como hombre, habita en el tiempo. La calidad de Hijo limitada al elemento de tiempo es para el TRIPLE PROPÓSITO:


1. Redención;
2. Mediación;
3. Juicio y reinado milenario.

I. LAS RESPUESTAS A DOS PREGUNTAS QUE SURGEN DE LOS ATRIBUTOS:

1. ¿SE ARREPIENTE DIOS?

Referencia Bíblica:

Génesis 6:6 “Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.”

Si Dios es inmutable, ¿cómo puede Dios arrepentirse?

En realidad, Dios nunca cambia de opinión. No hay necesidad de esto, pues Su omnisciencia le dice de antemano todos los actos que se refieren al hombre. El carácter de Dios nunca cambia, pero Su proceder con los hombres cambia según ellos cambien de impiedad a piedad y de desobediencia a obediencia. Cuando un hombre que anda en bicicleta en contra del viento gira y va a favor- del viento, el viento parece haber cambiado, aunque está soplando exactamente igual que antes. Fue el hombre quien carnbió, no el viento.

2. ¿ODIA DIOS?

Referencia Bíblica:

Proverbios 6:16 “Seis cosas aborrece Jehová, y aún siete abomina su alma.”

La naturaleza del amor requiere odio hacia aquello que dañaría o destruiría el objeto de ese amor. Dios ama al pecador pero odia al pecado. No hay nada contradictorio aquí. Antes bien, Dios no amaría al pecador si al mismo tiempo no odiara aquello que está dañando al pecador. Este odio, junto con la ira de Dios no es una emoción humana carnal sino más bien la reacción de un Dios santo al pecado que se expresa en términos que el hombre puede entender.

La naturaleza de, Dios no es vengativa, sino justificativa.
TOMO: DOCTRINA I
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS

Lección 11. DIOS EN EMANACIÓN

A. EL ESPIRITU SANTO:

El Espíritu Santo no es la tercera persona en la Divinidad. Dios es Espíritu y hay solo un Espíritu (Efesios 4:4). El título “Espíritu Santo” se usa para designar otra manifestación de Dios, otra función, la de actuar y mover en los corazones y en las vidas de hombres y mujeres.

El hombre posee un espíritu y por este medio puede comuni­carse con Dios; de la misma manera, Dios se comunica con el hombre por medio del Espíritu Santo. En ninguno de los dos casos hace dos personas.

B. DIOS EN EMANACIÓN:

Referencias Bíblicas:

Hechos 2:17 “Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne.”
Hechos 10:44 “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.”

La palabra “emanar” significa “surgir de”, “proceder de”.

El Espíritu Santo es Dios surgiendo en bendición, salvación y poder. Se habla del Espíritu Santo como cayendo sobre los creyentes (Hechos 10:44) y siendo derramado (Hechos 2:17). En realidad, el Espíritu Santo ya está presente en todas partes, pero estos términos se usan para mostrar que el Espíritu de Dios está penetrando en el corazón de los creyentes.

C. HAY SOLO UN ESPIRITU:

Referencias Bíblicas:

Hechos 2:4 “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo . . .”
Efesios 4:4 “... un cuerpo y un Espíritu. . .”
Efesios 3:19 “. . . que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.”
Colosenses 1:27 “... que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

El creyente lleno del Espíritu está lleno de Dios, Cristo y el Espíritu Santo. ¿Hay tres Espíritus que llenan el corazón de un creyente? Sin duda que no hay solo un Espíritu.

Entonces debemos siempre tener en cuenta claramente que si hablamos del Espíritu en la creación, la encarnación o en Pentecostés, estamos hablando del mismo Espíritu. Dios es Espíritu y hay un Dios.

D. LA PERSONALIDAD DEL ESPIRITU SANTO:

Referencias Bíblicas:

Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.”
Colosenses 1:27 “... que es Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

La personalidad del Espíritu Santo es Jesucristo habitando dentro de nosotros en el poder de Su vida de resurrección: “Cristo en vosotros la esperanza de gloria.”

El pronombre personal “El” se usa varias veces con referencia al Espíritu Santo, no como una “Persona” adicional en la Divinidad, sino como otra manifestación del Unico Dios Ver­ dadero, “El Santo.” Esto se aclara en la fórmula bautismal: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se manifiestan a nosotros en nuestro Señor Jesucristo.

Pensar en El como un poder, o referirse a El como una “cosa” le hace impersonal. No pienso en el Espíritu Santo como una fuerza impersonal, sino le reconozco como personal.

Cuando un creyente está siendo bautizado con el Espíritu Santo, el creyente no está recibiendo a “ello” como una cosa, sino que el creyente está recibiendo a “El” en su corazón, quien, por supuesto, no es otro que Jesucristo.

E. LA UNIDAD DEL ESPIRITU CON JESUCRISTO:

Referencias Bíblicas:

Juan 4:24 “Dios es Espíritu...”

2 Coríntios 3:17 “Porque el Señor es el Espíritu; y donde esta el Espíritu del Señor, allí hay libertad.”
Juan 14:18 “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.”
Romanos 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”

Estos versículos dejan bien en claro que hay una Unidad del Espíritu Santo con Jesucristo. Veamos detenidamente los enun­ciados contenidos en estos versículos:

1. Dios es Espíritu;
2. El Señor es ese Espíritu;
3. Vendré a vosotros;
4. Espíritu de Dios-Espíritu de Cristo.

Más pruebas de esta verdad pueden verse cuando consider­amos la creación:

1. Génesis 1:2 “Y el Espíritu de Dios se movía...”
2. Job 33:4 “El Espíritu de Dios me hizo.”
3. Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas.”

¿Son estos versículos contradictorios? ¡NO!

F. EL MINISTERIO DEL ESPIRITU SANTO ESTA REPRESENTADO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO:

1. EN LA NUBE:

Exodo 13:21 “Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube, para guiarlos por el camino; y de noche en una columna de fuego.”
2 Crónicas 5:14 “Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Dios.”

2. EN EL MONTE CARMELO:

1 Reyes 18:38 “Entonces cayó fuego de Jehová.”

El ministerio del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento está representado en muchas ocasiones en el Antiguo Testamento. En la nube y en el fuego podemos ver al Espíritu Santo ministrando en el Nuevo Testamento.

Elías es el profeta del fuego y su imagen es Juan el Bautista. (Mateo 11:14; Mateo 17:13) “Entonces los discípulos compren­ dieron que les había hablado de Juan el Bautista.”

G. HAY MUCHOS SÍMBOLOS QUE SE USAN AL HABLAR DEL ESPIRITU SANTO:

1. El Fuego Mateo 3:11; Hechos 2:3
2. El Aceite Mateo 25:1-13; Lucas 10:34
3. El Vino Mateo 9:17; Lucas 10:34
4. El Agua Juan 4:14; Juan 7:38
5. La Paloma Mateo 3:16;
6. El Viento Hechos 2:2
7. El Sello Efesios 1:13-14; Efesios 4:30

Todas estos símbolos nos describen las características y la naturaleza del ministerio del Espíritu Santo.

H. HAY MUCHOS TÉRMINOS Y TÍTULOS USADOS PARA EL ESPIRITU SANTO:

1. Espíritu Santo Lucas 11:13
2. Espíritu Santo Mateo 3:11
3. Espíritu de Gracia Hebreos 10:29
4. Espíritu de Verdad Juan 15:26; Juan 16:13; Juan 14:17
5. Espíritu de Vida Romanos 8:2
6. Espíritu de Promesa Efesios 1:13
7. Espíritu de Fuego Mateo 3:11-12
8. Espíritu de Gloria 1 Pedro 4:14
9. Espíritu de Dios 1 Corintios 3:16; Romanos 8:9
10. Espíritu de Cristo Romanos 8:9
11. Espíritu de Sabiduría Isaías 11:2
12. Unción 1 Juan 2:20
13. Consolador Juan 14:16

Todos estos títulos ponen de manifiesto ciertas características y la naturaleza del ministerio del Espíritu Santo. Consolador significa uno que es llamado a nuestro lado, así como un cliente llama a un abogado. La misma palabra se usa en 1 Juan 2:1—“abogado”.

I. EL ESPIRITU SANTO FUE PROMETIDO:

1. LA PROFECÍA DEL ANTIGUO TESTAMENTO:

Joel 2:28 “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne.”

Pedro cita esta profecía en el segundo capítulo de los Hechos mostrando que la experiencia de Pentecostés fue el cumplimiento de esta profecía. “Sobre toda carne” ha sido literalmente cump­lido por cuanto Dios ha bautizado con Su Espíritu a millones de hombres y mujeres de toda raza, color y credo.

2. PROFETIZADO POR JUAN EL BAUTISTA:

Mateo 3:11 “El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”

Es significativo que Juan el Bautista dijera, “Y en fuego.” Esto se cumplió cuando lenguas de fuego se asentaron sobre los ciento veinte en el aposento alto en el día de Pentecostés. Dios es fuego consumidor (Hebreos 12:29). El fuego arde y consume, purifica y limpia, genera energía y poder. El Espíritu Santo hace todo esto en el corazón del santo bautizado.

3. PROMETIDO POR JESUCRISTO:

Juan 14:15-16 “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador...”

Deberíamos notar en el versículo 16, el uso de la palabra “otro” y también en el versículo 23 el uso de la palabra “nosotros.” El pronombre “nosotros” por supuesto, se refiere a los oficios y ministerios del Padre y del Hijo. La palabra “otro” no se refiere a otra persona o a Dios, sino a otro oficio o ministerio. El Espíritu Santo estaba haciendo algo nuevo al venir como el Consolador a bautizar creyentes y habitar en sus corazones. Esto se ve claramente cuando comparamos a Juan el Bautista con el creyente lleno del Espíritu. Juan fue lleno del Espíritu Santo desde el vientre de su madre (Lucas 1:15), pero el más pequeño en el Reino de los Cielos, mayor es que él (Mateo 11:11). ¿Tenía Juan un Espíritu diferente habitando en él? ¿Habían dos Espíritus, uno para Juan el Bautista y otro para la iglesia? ¡Ciertamente que no! El mismo Espíritu que habitaba en Juan el Bautista habita en la iglesia pero en un nuevo oficio y ministerio.
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS